La reina inaugurará la Feria del Libro de Madrid

La Reina Letizia será la encargada de inaugurar la 80ª edición de la Feria del Libro de Madrid, el próximo viernes 10 de septiembre en un acto de aforo limitado en el Parque del Retiro, tal y como ha confirmado Casa Real.

La presencia de los monarcas en este primer día de feria es algo habitual, en especial la de Letizia, presente prácticamente en todas las últimas ediciones –el Rey Felipe estuvo junto a ella en el año 2017–. En 2019 y en 2016 la Reina acudió en solitario y, en el año 2018, la encargada fue la infanta Elena.

La Feria del libro regresa en formato presencial –aunque fuera de su fecha habitual, en mayo– después de la edición virtual del año anterior, debido al coronavirus. El director de la Feria del Libro de Madrid, Manuel Gil, ha asegurado que, pese a las limitaciones sanitarias, en esta nueva edición del evento literario se mantendrán las firmas con los autores e incluso podrá haber ‘selfies’, aunque “a distancia”.

La Feria del Libro de Madrid se inaugurará el próximo 10 de septiembre y durante 17 días las famosas casetas madrileñas ocuparán una parte del Parque del Retiro, aunque con diferencias respecto a otros años. Habrá una limitación de aforo al 75% o la reducción del espacio de 1.400 metros a unos 500, además de la obligatoriedad del uso de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia de seguridad o la preferencia por el pago con tarjeta.

“La feria se parece muchísimo en cuanto a programación, expositores y magnitudes en comparación con las ferias de 2019 y años anteriores. La única situación que no es la misma es el control de aforo, ya que antes se llegaba a contabilizar dos millones de personas en 17 días y ahora no se podrá”, ha señalado en una entrevista con Europa Press el director de la feria, Manuel Gil.

Así, la feria tendrá lugar en el Paseo de Coches del Retiro, con un vallado y un registro para el control de aforo. El máximo permitido será el de 3.900 personas en el interior del recinto, por lo que al día la organización estima alcanzar en torno a 30.000 o 35.000 visitantes. “Es una cifra realmente alta”, ha matizado Gil.

Las casetas también se reducirán, aunque no excesivamente, pasando de las 361 del año 2019 a 320 de este año. El presupuesto para la puesta en marcha es de más de 1,6 millones de euros y, a día de hoy, la cifra de autores confirmados ya supera los 1.000, aunque la organización espera alcanzar los 1.500 –en el año 2019 hubo 1.800 autores–.

En cualquier caso, Gil ha descartado la posibilidad de que se formen colas “enormes” para las firmas de autores. “No es previsible una cola con, digamos, 300 personas esperando, porque hay una relación casi directa entre el aforo y la cola. Si tienes 35.000 personas, se puede formar, pero si tienes 3.900, el 1% es 39 personas”, ha matizado.

Por ello, ha afirmado que habrá una “normalidad absoluta” y “no se debe perder la calma”. Esta edición ha sido denominada como la “feria del reencuentro”, que se celebrará coincidiendo con la desescalada general que está habiendo en todos los sectores, y con el objetivo de que en 2022 se pueda celebrar de forma “normalizada”.

En cualquier caso, Gil ha confirmado que “no hay posibilidades” de que la feria vuelva a septiembre el próximo año. “En 2022 volverá a comenzar el viernes último de mayo: está comprobado que son las mejores fechas y hay un montón de razones que justifican volver a ellas”, ha concluido.

/COlprensa

Notas Relacionadas