Unión: goleado y sin invicto

Unión Magdalena sufrió su primera derrota en el Torneo de Ascenso, luego de caer estrepitosamente 3-0 frente a Leones, compromiso que se desarrolló en el estadio Metropolitano de Itagüí. 

A pesar que la iniciativa la tomó el elenco bananero, de apoco se fue diluyendo, y reflejando falencias de orden defensivo, y poca cohesión a la hora de gestar opciones de gol.

La primera opción de la contienda la originó la visita en el minuto 13, pero a la hora de definir Roberto Hinojosa e Isaac Camargo no tuvieron puntería.

Lo irónico es que mientras Unión tenía posesión del útil, en una acción desafortunada, Mateo Muñoz, sacó en centro a ras de piso y Jhonatan Segura en el afán de rechazar la metió en su propio marco.

Después del tanto, los antioqueños tuvieron un importante plus anímico, y comenzaron a dominar las acciones del compromiso, aprovechando la floja marca de los samarios no solo en la parte medular, sino en el fondo.

Después del minuto 20, el partido cayó en las imprecisiones y las faltas se hicieron reiterativas. Los ‘felinos’ se asomaron al arco samario con un remate de Jeferson Rivas que exigió al cancerbero Ramiro Sánchez.

Minutos después, el mismo Rivas un centro de Mateo Muñoz y cuando quedó con el arco a disposición y a merced, anotó el segundo gol de la tarde.

Después de la segunda anotación en contra, el equipo samario se volcó al ataque, sin embargo, lo hizo de manera desesperada, dejando espacios en la zona defensiva, que al final le dieron a Leones la tercera anotación, en los pies de la figura del campo, Juan Ceballos.

La última jugada de riesgo en la primera etapa fue para los locales, en un remate fuerte de Felipe Gómez y que con acierto controló el arquero Ramiro Sánchez.

SEGUNDO TIEMPO   

La etapa complementaria inició con el decaimiento en la estructura del Unión, dada a conocer, por la manera como el rival subió las líneas y empezó a llegar a predios del arquero Sánchez.

Los primeros minutos del segundo tiempo fueron de trámites sin un dominador, bananeros por momentos atacaba y paisas se defendían o viceversa, pero ninguno con suficiente criterio para mover el marcador.

Con el transcurrir del juego, y producto de tantas acciones determinantes, pero sin concluir, saltó a relucir la ansiedad, que terminó por sacar de ‘casillas’ a la zona de volantes y defensa que se llenaron con tarjetas amarillas.

Para la próxima fecha el equipo que dirige Carlos Silva, recibirá la visita de Llanero el próximo domingo en el estadio Sierra Nevada a las 3:30 de la tarde.

Notas Relacionadas