Escándalo y vergüenza, capturan a 4 jugadores y suspenden el partido 

Al no haber transcurrido más del 70% del juego, este podría ser reprogramado, aunque distintas decisiones podrían tomar el ente rector del fútbol mundial al respecto.

Un escándalo se desató a los 5 minutos del partido entre Argentina y Brasil en San Pablo por las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022. Funcionarios de Salud ingresaron a la cancha para llevarse a los cuatro futbolistas de la Selección que militan en la Premier League. El plantel nacional dejó la cancha y decidió volver al hotel.

El grupo de funcionarios de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) se metió en el campo de juego del Nao Química Arena para llevarse a Emiliano Martínez, Cristian Romero, Gio Lo Celso y Emiliano Buendía, quienes habían recibido la venia de la Conmebol para jugar luego una advertencia que había llegado al mediodía al hotel de la delegación. Allí acusaban a los cuatro “ingleses” de haber falseado la declaración jurada y omitir que provenían de Gran Bretaña. Desde Asunción explicaron que el plantel estaba dentro de una “burbuja sanitaria”.


“El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, la cual determinará los pasos a seguir. Estos procedimientos se ciñen estrictamente en las reglamentaciones vigentes”, escribió la Conmebol en Twitter al anunciar la suspensión.

Los jugadores de Argentina, con Lionel Messi a la cabeza, abandonaron la cancha en pleno clásico luego del ingreso de funcionarios de la Anvisa que buscan hacer cumplir una orden de deportación de cuatro futbolistas argentinos que militan en clubes de la Liga Premier inglesa.


“Llegamos a este punto porque todo aquello que Anvisa (la agencia de salud de Brasil) orientó, desde el primer momento, no fue cumplido. Ellos fueron orientados a permanecer aislados mientras esperaban la deportación, pero no cumplieron. Se movilizan hasta el estadio y entran al campo, en una serie de incumplimientos”, dijo el director-presidente de la entidad, Antonio Barra Torres, a la transmisión de televisión.

Barra Torres se refiere al portero Emiliano Martínez y el delantero Emiliano Buendía, del Aston Villa, y al zaguero Cristian Romero y volante Giovani Lo Celso, del Tottenham, quienes son señalados por Anvisa de dar “información falsa” en su ingreso a Brasil para el juego del clasificatorio sudamericano para el mundial de Catar-2022 de este domingo en Sao Paulo.

Los cuatro jugadores mintieron en el formulario de entrada a Brasil, al no informar que estuvieron en el Reino Unido en algún momento de los catorce días previos a su llegada para este partido del premundial, según la entidad.

Una orden ministerial de 23 de junio prohíbe la entrada en territorio brasileño de cualquier persona extranjera proveniente del Reino Unido, India o Sudáfrica, para evitar la propagación de variantes del coronavirus.

“Esos cuatro jugadores tienen que ser deportados de Brasil. Serán multados y sancionados por una serie de infracciones sanitarias. La primera infracción fue no cumplir el aislamiento, la anterior por no haber respondido de manera fidedigna el cuestionario de viajero, y ahora por jugar. Con más de 500 mil muertos en Brasil, en medio de la pandemia, las órdenes se están incumpliendo no sé a mando de quién”, agregó el directivo.

Martínez, Romero y Lo Celso estaban en el campo, mientras que Buendía no fue convocado para integrar el plantel albiceleste para el choque contra la ‘Canarinha’.

“MUCHA EXTRAÑEZA” 

El presidente encargado de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ednaldo Rodrigues, se mostró sorprendido por la forma en que Anvisa irrumpió porque, según dijo, la entidad acompañaba a la selección argentina hace tres días.

“Nos provocó mucha extrañeza que entraran una vez que el juego había iniciado. En ningún momento la CBF tuvo relación con cualquier negociación para retirar atletas”, afirmó a la TV Globo.

“Antes de iniciar el juego, el delegado del partido dijo que podrían jugar y después ser deportados. Pero después, por un motivo que la CBF desconoce, cambiaron de parecer”, añadió.

El partido fue interrumpido en el minuto 5 por una acción de juego, pero un par de minutos después ingresó un grupo de personas, que serían funcionarios de la agencia de salud brasileña Anvisa, con órdenes contra los cuatro jugadores argentinos.

En medio de encontronazos con algunos de esos trabajadores, los jugadores de la Albiceleste se retiraron al camerino mientras que los once jugadores de Brasil siguieron en el campo del estadio Neo Química Arena, ex Arena Corinthians, en Sao Paulo.

La directora nacional de Migraciones de la Argentina, se metió en la polémica: “Todas las personas que ingresan a un país, también los jugadores de fútbol, al presentar su pasaporte a las autoridades migratorias, estas tienen las herramientas para trazar su procedencia”.

“Si Brasil consideraba el país de dónde venían los jugadores argentinos como zona de riesgo, más allá del protocolo establecido por la FIFA, podría haber actuado en el momento del ingreso a su territorio”.

“Esperar tres días y meterse en el campo de juego suspendiendo un partido parece más una puesta en escena que una medida sanitaria”.

EL HIJO DE BOLSONARO 

El hijo de Bolsonaro calentó la interna y dice que la Argentina debe ser castigada. “Los argentinos jugaron malas pasadas. Sabían que estaban infringiendo la ley brasileña, impidieron que Anvisa se fijara en ellos y, a la fuerza, subieron el 4 de Inglaterra. PF tiene que investigar quién no tomó medidas antes del partido y Argentina debería ser severamente castigada”, escribió en su cuenta de Twitter Flavio Bolsonaro.

DE LA AFA 

El presidente de la AFA, Claudio Tapia, ante la denuncia de que los jugadores falsearon sus lugares de procedencia:

“No se puede hablar de mentira. Hay una legislación sanitaria, las autoridades sanitarias aprueban un protocolo vigente. Nosotros venimos cumpliendo todo porque nos preocupa que los jugadores puedan volver bien a sus clubes. Lo que se vivió fue lamentable: cuatro personas sin barbijo ingresaron al campo e interrumpieron el partido. Está en el reglamento que cuando alguien interrumpe el partido, un factor externo, el encuentro se debe suspender”.

​”Ahora estamos con nuestros jugadores. Adelantamos el chárter para volver a la Argentina”.

LA PALABRA DE LIONEL SCALONI: 

​”Vengo para que se entere nuestro país lo que ha sucedido. Me pone muy triste lo que acaba de suceder, no busco culpables. Tendría que haber sido una fiesta para todos con los mejores del mundo, y termina en esto. Como entrenador tengo que defender a mis jugadores: vienen diciendo que los quieren deportar o se los tienen que llevar, yo no puedo permitirlo”.

​”En ningún momento se nos avisó que no podían jugar el partido. El delegado de Conmebol me dijo que nos vayamos al vestuario y eso hice. Queríamos jugar el partido, al igual que los jugadores de Brasil”

DE LA CONMEBOL

Y al final llegó el comunicado de Conmebol:

“​Por decisión del árbitro del partido, el encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias para la Copa del Mundo queda suspendido”.

¿LE QUITAN LOS PUNTOS A BRASIL? 

Según pudo averiguar Clarín, en Conmebol analizan quitarle los puntos a Brasil. En estos momentos, se estaría preparando un acta donde darían por perdido el partido al seleccionado de Tite por la entrada al terreno de juego de “personas desautorizadas”.

Los medios del mundo ya hablan del “Papelón histórico. Así lo refleja Marca en su portada. Sport habla de “Escándalo en Brasil – Argentina”. Y La Tercera de Chile habla de “Papelón en Sao Paulo”.

 

 

 

Notas Relacionadas