Santa marta, Sincelejo y Cúcuta, las ciudades con mayor inflación en agosto

Tal y como el mercado venía pronosticando, la inflación de agosto sobrepasó la meta y se ubicó, en su dato anual, en 4,4%. Según el Dane, en el octavo mes del año la variación mensual del IPC (Índice de Precios al Consumidor) fue de 0,45% y en el cálculo año corrido de 3,9%.

El director de la entidad señaló que los efectos rezagados del paro, sobre todo, en el desabastecimiento de alimentos generó que en agosto la inflación tuviera un comportamiento al alza.

“Entre 2016 y 2020 la inflación mensual de agosto fue de 0%, es decir, estamos 45 puntos básicos por encima del promedio histórico de corto plazo de la inflación mensual de agosto, causada, en más de la mitad, por los alimentos”, dijo Juan Daniel Oviedo, director del Dane.

En cuanto al comportamiento por ciudades, el Dane reveló que Santa Marta y Sincelejo tuvieron el nivel más alto de la inflación mensual en agosto, con 0,93% y 0,92%, respectivamente; le siguió Cúcuta, con 0,84%; Barranquilla, con 0,62% y Medellín con 0,57%.

“En Santa Marta el rubro de servicios públicos y arrendamientos fue protagónico; cuando hablamos de alcantarillado vemos que contribuyó 14 puntos a la inflación mensual y arriendos aportó 10 puntos”, dijo Oviedo.

En contraste, Pasto e Ibagué fueron las ciudades con menor incremento en el IPC, con 0,18% y 0,22%, en cada uno.

En la variación año corrido, Popayán reportó una cifra de 6,66%, la más alta, superando incluso el dato a nivel nacional de 3,93%.

En cuanto al comportamiento de la capital, el IPC estuvo, en su variación mensual, en 0,39%. Y, en el año corrido, Bogotá y Tunja tuvieron la inflación más baja de todo el territorio con 3,35% y 3,19%, respectivamente.

Con estas cifras también es importante señalar que la inflación anual de 4,4% superó los resultados de los últimos cuatro años, pues fue en mayo de 2017 cuando se presentó un dato similar. Según Oviedo, la situación actual, en cuanto a precios, se compara con los rezagos que dejo el paro camionero que se dio en 2016 y tuvo repercusiones hasta 2017.

Juan David Ballén, director de Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa, aseguró que el nivel de inflación se mantendría en lo que resta de 2021. “Colombia no es ajena al choque inflacionario global post-pandemia, el aumento en el precio de los alimentos, del combustible, y la recuperación del precio de bienes y servicios de los sectores que han venido reabriendo gracias a la vacunación, mantendrán la inflación al alza en lo que resta del año”.

En este mismo concepto coincide Gustavo Acero, economista del Banco de Bogotá, quien señaló que la sorpresa alcista en el IPC impactará en el mismo sentido, tanto las expectativas del mercado como del consenso, por lo que seguirá por encima de 4%.

/Colprensa

Notas Relacionadas