Santa Marta, otra vez ‘inundada’ de basuras por mal servicio de Interaseo

Lo más insólito es ver escombros, muebles, enseres, y hasta sanitarios rodeando los contenedores, sencillamente porque no hay cultura ciudadana. 

Santa Marta vive una combinación perfecta: un pésimo servicio de aseo público y la falta de cultura ciudadana. Pero en todo este asunto, grave por cierto, valdría la pena que la alcaldesa Virna Jhonson le responda a la ciudad por el famoso Plan de Mejoramiento al que se comprometió la empresa Interaseo encargada de la recolección de las basuras

Lo que se viene observando en distintos puntos de la ciudad es el fiel reflejo de un servicio que entró en crisis desde hace rato, pero contra el cual la administración no procede.

En cualquier esquina, separador o sector residencial se ven basuras por montones y todo tipo de residuos que reflejan la falta de cultura ciudadana en algunas personas pero queda de manifiesto el ineficiente y pésimo servicio de recolección a cargo de la empresa Interaseo, la cual se ha constituido en toa una ´vaca sagrada´ contra la que ningún Gobierno procede desde que tiene el contrato de concesión.

En muchas calles de los barrios emblemáticos al igual que las avenidas, esquinas y parques se han convertido en lugares donde se amontona todo tipo de desechos, escombros, e inclusive desperdicios en descomposición que deterioran la imagen de Santa Marta, una ciudad que acoge a cientos de turistas procedentes de varias ciudades del país.

Uno de los puntos críticos de la ciudad se encuentra en la Avenida del Ferrocarril, más exactamente frente al conjunto residencial Villa Lucy, en donde a pesar de existir dos contenedores de basuras éstos se encuentran rebosados y hay desechos por doquier a su alrededor. El deplorable espectáculo afecta a estas comunidades, pero también a todas las personas que se movilizan por esa vía quienes deben percibir esa contaminación visual y ambiental.

Lo más insólito de la falta de cultura ciudadana en algunas personas se puede constatar al ver escombros, muebles, enseres, y hasta sanitarios rodeando los contenedores, sencillamente porque no hay sentido común. Pareciera que les importara un carajo la vecindad, el ornato y vivir en armonía. No hay derecho a tanta indolencia en especial cuando arrecian las lluvias cuyas corrientes de agua arrastran todo lo que encuentran a su paso terminando en el río Manzanares bautizado irónicamente como ‘la cloaca samaria’.

Mientras se implementan las campañas educativas por parte de las autoridades ambientales del Distrito y se exige una explicación a Interaseo E.S.P., encargado de la recolección de basuras con carga lateral a través de dos camiones que dispone, la ciudadanía samaria puede aportar su ‘granito de arena’ en la solución realizando una clasificación en casa de los desechos, por ejemplo: los plásticos pet, envases de límpido, detergentes líquidos y suavizantes separados de cartones, papel, libros o revistas.

Vale recordar que la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (Essmar E.S.P.) lidera una política pública de Educación Ambiental en el Distrito como además la campaña ‘Desplastifica tu Ciudad’ con la cual se busca disminuir los elementos de un solo uso como icopor, pitillos y bolsas plásticas.

Si bien Santa Marta es una ciudad pionera con la instalación de contenedores, aún falta mucha sensibilización a la población sobre el uso correcto de los mismos como también una mejor socialización sobre su ubicación de tal manera que realmente cumplan con su cometido. El plan piloto arrancó en las avenidas principales y se anunció que después llegaría a los barrios periféricos, aunque existen muchos en donde no los han instalado.

Notas Relacionadas