‘La inseguridad e inoperancia de la Policía nos tienen mamados’

La falta de resultados y una mayor eficacia contra el crimen y la delincuencia, tiene en el ´ojo del huracán´ la operatividad de la Policía Metropolitana. 

Los gremios de la producción, las organizaciones sociales, y hasta el mismo Gobierno Distrital además de indignados están sorprendidos por la escalada de violencia criminal y la comisión de delitos de toda índole que se viene presentando en la capital del Magdalena.

Las estadísticas son tenebrosas y tienen ad portas a la ciudad de ingresar en el deshonroso ranking de las ciudades más violentas del mundo. Todo por cuenta  de la falta de operatividad y resultados de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

La situación ha llegado al extremo a que de manera pública y mediante un trino de hace unos días, la propia alcaldesa Virna Liz Jhonson Salcedo le pidió a la misma Policía resultados contundentes y eficaces contra el crimen organizado y la delincuencia común, ante las inocultables cifras y las estadísticas que se tienen frente a la comisión de delitos en sus diferentes manifestaciones.

Precisamente, un editorial publicado ayer por HOY DIARIO DEL MAGDALENA se cuestionó que la ciudad de Santa Marta haya quedado en poder del hampa y de las organizaciones criminales.

Dijo el editorialista: ´Lo anterior no es una apreciación, ni una mirada subjetiva frente a los hechos delincuenciales y los asesinatos que a diario azotan a esta capital. Es una realidad inocultable. La ciudad ha regresado al deshonroso ranking de las ciudades más violentas y todo ello gracias a la inoperancia e incapacidad en producir resultados de la Policía Metropolitana de Santa Marta, institución en la que recae casi que el 100 por ciento de la responsabilidad de la seguridad ciudadana. No se sabe si es por falta de estrategias, ausencia de operatividad, carencia de recursos físicos (pie de fuerza) o de elementos de apoyo para que puedan cumplir su labor (vehículos, motos, combustibles, equipos de comunicación, etc).

Frente a lo anterior, los distintos gremios de la producción se han pronunciado dándole la razón al editorialista y llamando al Gobierno para que se ´despierte ´a tiempo ya que las autoridades de Policía no lo hacen.

Para el editorialista de HOY DIARIO DEL MAGDALENA ´ hoy estamos a merced del crimen, de la delincuencia organizada, de los migrantes extranjeros (como le gusta al gobierno que llame a los venezolanos delincuentes) y lo peor de todo es que las personas se encuentran secuestradas en sus propias casas por el temor que sienten tanto fuera de ellas como dentro. En la calle son objetos de atracos, asaltos y fleteos. El hurto callejero campea, lo mismo que los asaltos a residencias y el continuo robo a las mismas. ¡No hay por dónde!, como dice el refrán popular.´

Los gremios han coincidido con el periódico en el sentido de que ´la Policía Metropolitana de Santa Marta le ha quedado ´chiquita´ la ciudad para manejar su seguridad. Aquí el ´meollo´ del asunto no se resuelve con cambiar al Comandante de esa unidad policial. Sacaron al coronel Óscar Solarte y asumió quien ejercía de segundo al mando. O sea un oficial que no necesita estudiar nada, ni saber cómo está la ciudad frente al delito porque se supone que desde el cargo en que se encontraba ya es conocedor de ese diagnóstico. Pero el estado de cosas ha seguido igual. Y muy seguramente volverán a leerse los trinos de la mandataria distrital pidiendo lo que hoy claman al unísono los samarios: seguridad. Seguridad para todos, combatir el crimen y la delincuencia que nos tienen ¡mamados!. Eso es lo que clama la calle, lo que demanda a gritos el ciudadano de a pie; ciudadano al que no escuchan y lo han dejado a merced del hampa, diciéndoles arrégleselas como pueda´, sentenció el editorial.

LAS CIFRAS 

Pero más allá de los conceptos y apreciaciones, las que hablan son las cifras y las cuales se explican por sí solas. La Policía no puede ocultar que durante este año, es decir en los primeros ocho meses del mismo, ocurrieron en Santa Marta 175 muertes violentas u homicidios. En esa cifra están las víctimas de los accidentes de tránsito.

De las 175 muertes violentas, 155 de ellas fueron a bala, es decir, en hechos sicariales y en los cuales los migrantes extranjeros, o sea los venezolanos han tenido una amplia participación. En el mismo período analizado, 20 crímenes se perpetraron con arma blanca, cuchillo, puñal o machete. Y el panorama del Magdalena es no tanto alentador en materia de índices de criminalidad. En este período, es decir, de enero a agosto, en los municipios que tiene a su cargo la Policía Departamental se cometieron 61 hechos criminales o muertes violentas, siendo 48 de ellas con armas de fuego y 13 con arma blanca cuchillo, puñal o machete.

Todo lo anterior llevó al editorialista a concluir que ´la comunidad confirma los miedos que tienen muchas personas de salir a la calle en una ciudad como Santa Marta, en la que en diferentes espacios están expuestas a distintos tipos de violencias. Incluso, dada la cultura del dinero fácil dejada por el narcotráfico y sus delitos asociados, persiste en muchos sectores la comisión del delito de extorsión, principalmente en el comercio del Mercado Público, donde los dueños de los negocios está ´presos´ y son víctimas permanentes de la banda que se ha apoderado de esa zona para actuar a sus anchas ya que la Policía se lo permite´.

Pero además, la más reciente encuesta de percepción ciudadana de Santa Marta Cómo Vamos raja a la ciudad en materia de seguridad, por cuanto las gentes se sienten inseguras en la ciudad; los encuestados  dijeron haber sido víctima de algún delito como robo, hurto, violencia sexual o extorsión.  Pese a que la Policía tiene conocimiento a diario de la comisión de estos hechos, pocos son los resultados que entrega.

La situación ha sido objeto de control político en el Concejo Distrital, donde los coadministradores de la ciudad advirtieron hace poco tiempo que estamos viviendo tiempos difíciles porque por ningún lado se ve la operatividad de la Policía Metropolitana la cual se ha quedado  varada´ en su eficacia y efectividad en la lucha contra el delito y el crimen.

LLAMADO AL GOBIERNO 

Ante esta angustiosa situación, los gremios de la producción vieron acertado el llamado hecho por HOY DIARIO DEL MAGDALENA al Gobierno nacional para que no se haga el de los oídos sordos y se desplace hasta Santa Marta para que compruebe lo que hoy vivimos los samarios. ´Es hora en que el señor Ministro de la Defensa se dirija a esta capital y presida un Consejo Extraordinario de Seguridad, no para evaluar situaciones de las que a diario se tiene conocimiento, sino para responder al clamor ciudadano que demanda seguridad y mayor tranquilidad para su convivencia. Y desde luego ver de qué manera la Policía Metropolitana responde a sus responsabilidades porque desafortunadamente hoy se destaca por su inoperancia, ineficacia y la ausencia efectiva de resultados. ¡No nos engañen más!. Santa Marta está dominada por el crimen y la delincuencia organizada´, concluyó el editorialista.

PIDEN AL EJÉRCITO 

´Se necesita un acompañamiento del Ejército para tener mayor presencia institucional, y así nos asegurarnos que los bandidos nos tengan miedo y no al revés. Ello sería una respuesta contundente, porque la verdad es que hoy estamos a merced del crimen y la delincuencia´, destacó el líder social Anastasio Martínez.

Destacó, además, que en los últimos días se ha evidenciado “una espiral en la ola criminal. Todos los días hay homicidios, todos los día hay hechos sicariales, todos los días asaltan roban, cometen fleteo, uno no puede ir ni a un restaurante porque allá llegó lo delincuentes, asaltan el negocio y de paso asaltan a los comensales. Esto es insoportable y cuál es la reacción de la policía, ninguna, silencio y más silencio, ya está bueno que la alcaldesa Virna se ponga las pilas porque como vamos, vamos muy mal, no se ve a la Policía por ningún lado´, agrego el líder social.

EL COMERCIO, MUY AFECTADO 

Un sondeo adelantado entre el comercio reveló que 8 de cada 10 comerciantes formales no se sienten seguros en sus lugares de trabajo. La percepción de inseguridad es más alta en establecimientos de puertas a la calle como restaurantes, salones de belleza o supermercados.

´El hecho que llegan al negocio asaltan el mismo y a los clientes, demuestra lo grave que es la situación´, dijo el propietario de un restaurante que por razones obvias no revelamos su identidad.

Por su parte, Fenalco informó que pesar de que algunos empresarios adoptan medidas más drásticas y que implican gastos adicionales como contratación de personal de seguridad privada o cámaras de seguridad, muchas de ellas conectadas directamente a los sistemas de la Policía, pareciera no ser suficiente y la delincuencia no da tregua.

Los empresarios han manifestado al gremio que están preocupados porque si bien el comportamiento de las ventas ha estado en aumento, es un hecho que los casos de atracos a mano armada, ataques violentos a ciudadanos, incide de manera directa en la reactivación pues desalienta a las personas a salir, genera miedo en la sociedad y las ventas empiezan a caer.

Un líder gremial  manifestó “que no se deben escatimar esfuerzos para controlar la situación de inseguridad en la ciudad, es por eso que consideramos viable la propuesta de militarizar zonas de alto riesgo, así como un trabajo conjunto con el sector judicial, para que los capturados sean judicializados y realmente paguen condenas ejemplares, y no como pasa muchas veces, que a las pocas horas de ser detenidos vuelven a las calles a delinquir”, dijo.

Notas Relacionadas