Defensoría rechaza ataque con cilindros desde cercanías de un colegio

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, rechazó este martes el ataque de actores armados ilegales a la Fuerza Pública desde las proximidades de la institución educativa Semilleros de Paz, en Saravena (Arauca), lo que puso en riesgo a los 80 niños que estaban allí.

Los hechos ocurrieron, de acuerdo con la Defensoría, cuando los niños, niñas y adolescentes se encontraban recibiendo clases y hombres armados instalaron a 2 metros de la sede educativa rampas con cilindros bomba y los activaron, al parecer, contra una patrulla policial. El mayor riesgo lo enfrentaron 20 menores de edad que estaban en el patio en clase de educación física.

Los estallidos de los cilindros bomba o ‘tatucos’, afectaron a la comunidad del barrio Los Alpes, donde tres menores de edad y una mujer resultaron heridos; está última tiene comprometida una de sus piernas, según pudo constatar la comisión humanitaria de la Defensoría que se desplazó hasta Saravena.

“Rechazamos de manera contundente el actuar de este grupo armado ilegal. Esta cobarde acción contraviene abiertamente los postulados más básicos del Derecho Internacional Humanitario (DIH) y pone en riesgo los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes y de todos los habitantes del sector. Los colegios no son centro de operaciones para la guerra”, señaló el defensor del Pueblo Carlos Camargo.

Los colegios, recordó el Defensor, son el epicentro de la protección de la infancia y adolescencia y cualquier acto que ponga en riesgo la integridad de las instituciones educativas y de sus miembros, debe ser fuertemente reprochado por todos los estamentos de la sociedad. Ellos son, resaltó, símbolos de paz y de convivencia ciudadana.

/Colprensa

Notas Relacionadas