Polfa sería el blanco del atentado al segundo distrito de policía

Nueve días después de presentarse el ataque con un explosivo a las instalaciones del segundo distrito de Policía, ubicado en la ciudadela Juan Atalaya, no se conocen los avances para la captura de los directos responsables de este hecho.

Sin embargo, las autoridades judiciales tienen claro que todo fue planeado por el Eln, porque este grupo armado sacó un comunicado adjudicándose el atentado.

Estamos trabajando duro para dar con los implicados. Por ahora avanzan las investigaciones”, fue lo único que se limitó a decir el general Óscar Moreno, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc).

La hipótesis

Extraoficialmente se conoció que entre las hipótesis que manejan las autoridades para conocer los móviles de este hecho, está que el Eln tenía motivación para atentar contra las oficinas de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) que están en esas instalaciones del segundo distrito de la Mecuc, debido a que en los últimos meses esta dependencia ha venido golpeando a esta estructura, incautándoles grandes cantidades de mercancías de contrabando.

“El Eln también se nutre con lo que pasa por las trochas. Hay indicios de que esa habría sido su motivación real y no lo que aseguraron para quedar bien en el comunicado”, dijo una fuente judicial.

Tal vez fue por eso, que el lunes 30 de agosto, hacia las 6:30 a. m., cuando los policías estaban en formación para cambio de turno, que ocurrió el hecho.

Presuntamente un hombre se sentó en una banca y dejó un paquete debajo. Minutos después de huir, explotó en dirección a los uniformados.

La detonación dejó un total de 14 personas heridas, entre los que hubo 12 uniformados y 2 civiles.

El comunicado

La noche del martes 31 de agosto, el frente de guerra urbano Camilo Torres, del Eln, publicó un comunicado en el que aseguró que fue el responsable del atentado.

“Es política del Eln asumir públicamente las acciones que realizamos. En ese sentido informamos que, en el marco de operaciones desplegadas para aplicar castigo popular a las fuerzas del Estado, unidades urbanas atacamos la estación Atalaya de la militarizada Policía Nacional en la ciudad de Cúcuta”, se pudo leer en el comunicado del grupo armado ilegal.

Piden denunciar

Mientras avanzan las investigaciones, las autoridades insisten en la cooperación de la comunidad para dar con los responsables.

Esperando más ayuda de la comunidad, la Gobernación de Norte de Santander, la Alcaldía de Cúcuta y la Policía, ofrecieron una recompensa de hasta 150 millones de pesos, a quien entregue información que permita identificar, judicializar y capturar a los responsables del atentado.

/Colprensa

Notas Relacionadas