Unicef eleva a más de 100 millones de euros petición de ayuda para Haití

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha elevado a más de 122 millones de dólares (unos 103 millones de euros) el coste de su programa humanitario en Haití, con el que aspira a llevar ayuda a 1,6 millones de personas y paliar en parte la crisis social derivada del terremoto registrado el 14 de agosto.

El representante de UNICEF en el país caribeño, Bruno Maes, ha advertido de que “Haití se enfrenta a una de las crisis humanitarias más complejas de los últimos años”. Ya antes del terremoto, había “altas tasas de desnutrición, el desplazamiento causado por la violencia relacionada con las pandillas y los impactos secundarios del COVID-19”.

El nuevo llamamiento, con el que UNICEF quiere auxiliar a 800.000 niños, prácticamente triplica los fondos requeridos a principios de año y evidencia el empeoramiento de la situación humanitaria. “Muchas vidas humanas dependen de cuánta ayuda humanitaria podamos proporcionar y con qué rapidez”, ha alertado Maes en un comunicado.

Más de 2.200 personas murieron por el terremoto, que provocó también graves destrozos sobre viviendas –130.000 hogares quedaron destruidos– y las infraestructuras médicas y educativas. Cientos de escuelas habrían quedado inutilizables, lo que afecta a unos 100.000 niños.

“A medida que las escuelas abran este mes de septiembre en Haití, será un gran desafío para miles de niños reanudar su educación en las regiones afectadas por el terremoto”, ha señalado el responsable de UNICEF, cuya agencia trabaja “contrarreloj” para tratar de instalar espacios temporales.

/Colprensa

Notas Relacionadas