Cerrados por 4 restaurantes por incumplir normas ambientales

En el marco de este operativo fueron decomisadas más de 9000 bolsas plásticas que eran utilizadas por un almacén de cadena, pese a las restricciones vigentes en la Resolución 1017 de 2018. 

El Departamento Administrativo de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, y la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, Essmar, desarrollaron operativos de control en El Rodadero, con el propósito de identificar y sancionar a los restaurantes que incumplen la normativa vigente para la disposición final de grasa y mitigar de esta manera las afectaciones que genera la mala disposición de este residuo en el sistema de alcantarillado y el medioambiente del Distrito.

“Hemos encontrado una serie de infracciones por parte de algunos establecimientos que comercializan alimentos, los cuales han sido merecedores de la suspensión de actividades, como también, hallamos algunos establecimientos cumplidores de todas las normas ambientales”, expresó el director del Dadsa, Jorge Saltarén, en el marco de este operativo en el que se inspeccionaron 20 restaurantes, de los cuales fueron cerrados 4 por vertimiento inadecuado de grasa al sistema de alcantarillado.

Por su parte, el equipo de Essmar, liderado por la gerente Patricia Caicedo, enfatizó en las consecuencias que conllevan estas malas prácticas sobre la prestación del servicio de alcantarillado, debido a que la inadecuada disposición de la grasa contribuye al rebosamiento de aguas servidas durante las temporadas de lluvias como la que atraviesa el Distrito en estos momentos.

DESPLASTIFICA TU CIUDAD 

En el marco de este operativo fue inspeccionado un establecimiento comercial que incumplía las normas dispuestas en la Resolución 1017 de 2018 respecto al plástico de un solo uso: “este establecimiento bajo el irrespeto más grande a las normas ambientales se había dispuesto a repartir las bolsas de plástico, lo que nos obligó a hacer una suspensión y a la aprehensión de este material”, expresó Jorge Saltarén durante el decomiso de más de 9 mil bolsas de plástico a este establecimiento.

Por su parte, la gerente de Essmar, Patricia Caicedo, enfatizó en el impacto negativo que genera el plástico de un solo uso en el sistema de alcantarillado, siendo este uno de los elementos mayormente encontrados durante los operativos de limpieza cuando se presentan situaciones de obstrucción en las rejillas, o en las jornadas de limpieza en cerros y playas.

De esta manera el Gobierno Distrital, bajo el liderazgo de la alcaldesa Virna Jonhson, avanza en su propósito de transformar a Santa Marta en una ciudad ambientalmente sostenible de cara a sus 500 años de fundación, tal como lo contempla el Plan de Desarrollo, ‘Santa Marta Corazón del Cambio’.

Notas Relacionadas