‘Sigo trabajando bajo riesgo’

El mandatario se mostró indignado por cuanto afirmó que ´lo han ridiculizado y descalificado´ frente a las amenazas de muerte que recibió y las cuales comprobó el Gobierno Nacional. 

El gobernador del Magdalena Carlos Caicedo le pidió ayer al Presidente de la República Iván Duque Márquez hacer presencia en este territorio y presidir un Consejo Extraordinario de Seguridad ante el avance de los grupos al margen de la ley.  En su primer pronunciamiento tras arribar al país y haber visibilizado y puesto al descubierto el plan criminal para atentar contra su vida, lo cual despertó la solidaridad de organismos internacionales y nacional defensores de los derechos humanos, se mostró indignado porque se haya pretendido ridiculizarlo y descalificar su caso, sino – afirmó-  que el comportamiento de abandono político del gobierno Duque hacia el Magdalena, por estar bajo un gobierno progresista, se ha convertido en cómplice del azote de los grupos al margen de la Ley.

Acompañado de dos de sus secretarios y su hermana, Patricia Caicedo, el gobernador del Magdalena concedió una conferencia de prensa en la que se refirió a su seguridad y a la situación de intranquilidad que vive el departamento, calificando al abandono del gobierno nacional, como cómplice de la situación de incertidumbre que vive esta zona del país.

Caicedo  aseguró que a pesar del bloqueo sistemático que va en lo político, lo moral, y ahora en el peligro que genera un plan para asesinarlo, seguirá desarrollando los proyectos que están incluidos en el plan de desarrollo ‘Magdalena Renace’.

Caicedo reconoció el apoyo que recibió de parlamentarios, diputados en Europa y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Estados Unidos; además de las organizaciones en Colombia que se solidarizaron con él.

QUE LO PROTEJAN 

El mandatario departamental, manifestó en la conferencia de prensa que espera que el gobierno nacional haga cumplir la Ley y lo proteja.

Aseguró que su caso en lugar de ser respaldado por el gobierno nacional, por el contrario, ha sido ridiculizado y descalificado.

El jefe del gobierno departamental manifestó que no esperaba menos de la derecha en el país que históricamente ha desprotegido a los sectores progresistas, pero lo que si espera “es que por mandatos de la Constitución el gobierno nacional debe darnos garantías de seguridad”.

Añadió que es necesario respetar el mandato popular de los magdalenenses que escogieron su modelo de gobierno y que no hay que pensar como algunos políticos tradicionales a nivel nacional que quieren perdurar en el poder: “son unos reyezuelos que se creen dueños del país”.

Indicó que lo que resta ahora es que la “Fuerza Pública debe generar una estrategia para detener y capturar a estos grupos delincuenciales”, en especial a las personas que están detrás del plan para asesinarlo.

Sin embargo, manifestó que, “el hecho que el gobierno tenga un trato desobligante hacia nosotros, les guiña el ojo a los grupos criminales.

CONSEJO DE SEGURIDAD CON EL PRESIDENTE 

El gobernador Carlos Caicedo aseguró que aparte de estar bloqueado por el gobierno nacional sin ninguna clase de respaldo político, el Estado  no hace los esfuerzos necesarios en materia de seguridad en beneficio del Magdalena, por lo que exigió la presencia del presidente Iván Duque en un Consejo Nacional de Seguridad.

“Acá el que debe apropiarse de todo es el ejecutivo nacional, apoyado del ejecutivo departamento, es que ese es el deber ser que dice la constitución y lo que dice la Ley. Estamos trabajando sin el respaldo político del gobierno del presidente Duque, es evidente, es un asunto además sui géneris en este país, nada más sucede en este departamento donde han querido castigar al pueblo del Magdalena que votó por el contradictor de sus aliados políticos”, añadió Carlos Caicedo.

LOS SEÑALAMIENTOS 

El mandatario puso en conocimiento de la opinión pública las circunstancias que lo obligaron a salir del país de manera repentina bajo el riesgo de ser objeto de un atentado criminal por parte del grupo armado ilegal, ‘Clan del Golfo’, Caicedo manifestó que la información recibida hasta el momento relaciona el ataque con el uribismo y los clanes políticos del Departamento, por lo que pidió garantías constitucionales al Gobierno Nacional.

“Estamos trabajando bajo riesgo. Todo será así hasta que nos digan que la situación cesó y que se capturaron los determinadores de este plan, que tiene móviles políticos. Nosotros continuamos trabajando porque el cambio no se detiene y lo que queremos es que se capturen a estas personas. Para nadie es un secreto que quienes han tenido nexos con ellos son familias a las que hemos enfrentado sin temor y que han tejido vínculos con la parapolítica”, señaló.

Caicedo aseveró que sorprende que su amenaza haya sido descalificada por las autoridades, al asegurar falsamente que contaba con 33 personas en su esquema de protección cuando en realidad solo tenía 5.

Luego de las manifestaciones públicas de apoyo de la comunidad internacional, la Policía ha reforzado el esquema y se espera que sea permanente.

El bobernador también señaló que: “El hecho de que el Gobierno Nacional tenga una actitud descalificadora hacia nosotros es un guiño directo a estos grupos criminales. Lo que hacen es políticamente atajar los cambios y en materia de seguridad desatienden este tipo de situaciones. Es responsabilidad del Gobierno Nacional lo que pase o llegue a pasar. Han querido castigar al pueblo del Magdalena que votó libre contra las élites. Lo hacen con bloqueos y descalificaciones contra la Gobernación del Cambio a través de la Asamblea, con ataques judiciales.  Esto corresponde a una estrategia que tenemos que poner en conocimientos del pueblo para que juntos le digamos al mundo que nosotros no nos dejamos amilanar”.

Finalmente, el gobernante de los magdalenenses manifestó que espera que las autoridades investiguen y lleguen a fondo hasta dar con los determinadores. Adicionalmente manifiesta que seguirá enviado reportes de su seguridad y ataques sufridos por su gobierno a organismos internacionales defensores de los derechos humanos de la comunidad internacional.

“Confíanos que los dispositivos de la Policía sean efectivos para evitar cualquier eventual situación de riesgo y esperamos que el Gobierno Nacional brinde garantías constitucionales”, concluyó.

Notas Relacionadas