Deslizamiento en cerro El Ziruma generó caos vial

La segunda temporada de lluvia a partir del próximo 15 de septiembre mantiene a los organismos de socorro en alerta y activados para evitar emergencias en los cerros y las laderas de los ríos. 

Durante buena parte del día de ayer se mantuvo cerrada la vía Santa Marta El Rodadero por los deslizamiento de rocas y la caída de un poste de alumbrado público. Para restablecer el paso se debieron remover cerca de 124 toneladas de escombro y piedras.

Voluntarios del Cuerpo de Bomberos acudieron al sitio y pudieron constatar los estragos del derrumbe que imposibilitó la movilidad vehicular por la zona y que obligaron a las autoridades a un cierre temporal de la vía, mientras se retiraba el material rocoso y el respectivo poste de alumbrado público que colapsó ocupando ambas calzadas viales.

Hasta el lugar de los hechos se trasladó el director de la Oficina para la Gestión del Riesgo y el Cambio Climático de Santa Marta, Ogricc, Jorge Lizarazo, quien informó que se encuentran evaluando las condiciones actuales del cerro El Ziruma para determinar que acciones correctivas y preventivas se tomarán frente a la novedad registrada desde horas de la madrugada de este jueves.

De este modo, el lugar fue intervenido con maquinarias para el retiro de las piedras y demás elementos que cayeron a la vía y así lograr reestablecer el flujo vehicular en el sector, no obstante, está sujeto a las determinaciones por parte de los expertos e ingenieros.

“Con la Empresa de Servicios Públicos, Essmar, retiramos todo el material rocoso para recobrar la movilidad de tanto transeúntes, como vehículos de servicio público y privado”, indicó Lizarazo.

Del mismo modo, el jefe de la Ogricc, señaló que, debido a la alta afluencia de transeúntes y conductores por esta vía, el riesgo de caída de material rocoso sigue, lo que podría ocasionar un accidente, razón por la cual, desde la oficina de gestión del riesgo también adelantará estudios para verificar el estado de este y otros cerros de la capital del Magdalena.

“Nos encontramos en Alerta Naranja por el fenómeno de remoción de masa y deslizamiento en zonas de ladera y altas pendientes, vamos a realizar un recorrido con ingenieros y geólogos de la oficina de gestión de riesgos para evaluar todo el tramo acordonado, y también el tramo que conduce al corregimiento de Taganga y Minca, para controlar los desprendimientos de manera oportuna y salvaguardar la vida de los ciudadanos”,” indicó el director de la Ogricc, Jorge Lizarazo.

De acuerdo con el informe de las autoridades este desprendimiento se pudo presentar por afectaciones causadas por que los suelos se encuentran saturados por las fuertes lluvias que se han presentado en los últimos días.

CAOS EN LA MOVILIDAD

Esta situación ocasionó que los usuarios de esta importante vía de la ciudad utilizaran caminos alternos, como la Troncal del Caribe o la vía del barrio San Pablo. Los usuarios de la vía, pidieron celeridad en la solución puesto que muchos que laboran ya sea en El Rodadero o en Santa Marta usan esta vía para optimizar el tiempo.

“No me gusta usar la vía del barrio San Pablo para llegar al sector de El Rodadero, donde trabajo, por temor a un atraco, pero en la mañana de este jueves me vi obligado a hacerlo por el derrumbe que hubo en el cerro, había mucho trancón, fue un caos total, terminé llegando tarde a mi jornada laboral”, mencionó el ciudadano Luis Pérez.

Otros se mostraron preocupados por esta situación que podría poner en riesgo la vida de los usuarios de esta importante vía, “es un hecho preocupante, a diario utilizo esta vía para llevar a mi hija que trabaja en El Rodadero y el solo hecho de que sea una vía que está en muy mal estado, genera alerta, pero con amenaza de derrumbe causa más temor, porque la naturaleza no nos va a avisar cuando se va a presentar un derrumbe de esos y que además generan un caos en la movilidad impresionante”, agregó Mario Martínez, un taxista samario.

SE MANTIENE ALERTA ROJA

Además, es pertinente mencionar que en Santa Marta se mantiene la alerta roja por la probabilidad alta de ocurrencia de deslizamientos de tierra Probabilidad alta de ocurrencia de deslizamientos de tierra en áreas inestables, ocasionados por lluvias, localizados en los siguientes municipios.

Jorge Lizarazo, jefe de la Ogricc, mencionó que “las pendientes naturales de los macizos no son un terreno apto para construir y solo el hecho de retirar la cobertura vegetal debilita el terreno”.

Seguidamente, Lizarazo, señaló que, “esto hace que durante las lluvias las personas se vean más expuestas a deslizamientos y que la naturaleza busque recobrar su espacio drenando el agua por las vías naturales que han sido obstruidas y que como es normal arrastra el material desprendido por una intervención indebida, eso hace que las crecientes tomen mayor fuerza y que al verse comprometido material vegetal, escombros, rocas, inservibles, se genera un fenómeno conocido como ‘avenida torrencial’”.

“El riesgo por desastre y el riesgo ambiental puede ser muy alto si se continúan invadiendo los cerros en la ciudad, el daño al ecosistema a la flora y a la fauna en esta zona generan por sí mismo mayor amenaza de deslizamiento, por debilitamiento del terreno en laderas y alta pendiente, pero también los colapsos en vivienda que pueden poner en riesgo la vida de personas que contrariando las recomendaciones y la ley se atrevan a hacer”, dijo el jefe de la Ogricc.

 

Notas Relacionadas