Dólar abrió levemente al alza en medio de una calma en mercados internacionales

A las 8:15 a.m. el dólar abrió a $3.816,13 en promedio, lo cual representó un aumento de $0,05 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) que para la jornada de hoy se ubicó en $3.816,14.

El precio de apertura registrado por la plataforma fue $3.820, mientras que el máximo llegó a $3.820 y el mínimo bajó a $3.811,35. Durante la jornada se negociaron US$51 millones a través de 24 transacción.

Los futuros de índices bursátiles estadounidenses recortaron caídas anteriores, ya que los inversores sopesaron los datos que muestran que menos estadounidenses solicitaron beneficios por desempleo la semana pasada y la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de desacelerar las compras de bonos.

Los inversores permanecen nerviosos mientras especulan sobre el momento de la reducción del estímulo por parte de los bancos centrales, incluso cuando la implacable propagación de la variante del virus delta socava el crecimiento mundial. La represión regulatoria de China sobre el sector tecnológico empeora las perspectivas macroeconómicas.

En Estados Unidos, los datos del Departamento de Trabajo del jueves mostraron que las solicitudes de desempleo estatales iniciales cayeron a 310.000 en la semana que terminó el 4 de septiembre, mientras que la estimación media en una encuesta de Bloomberg a economistas pidió una disminución a 335.000.

La encuesta del Libro Beige de la Reserva Federal mostró que la actividad económica de Estados Unidos se desaceleró en los últimos dos meses debido a que los consumidores redujeron el gasto debido a preocupaciones de seguridad.

Sin embargo, se están fortaleciendo los pedidos de reducción de la compra de bonos. El presidente de Fed Bank of New York, John Williams, dijo que podría ser apropiado que los responsables políticos comiencen a reducir este año. El presidente de Dallas, Robert Kaplan, dijo que basándose en la perspectiva actual, respaldaría un anuncio de septiembre de una reducción en las compras de bonos y un posible comienzo en octubre.

Los precios del crudo operaban estables el jueves, mientras la variante Delta del coronavirus sigue afectando al panorama de la demanda, contrarrestando un declive en la producción en la zona estadounidense del Golfo de México por los daños causados por el huracán Ida.

El crudo estadounidense WTI cayó cerca de 1,88% a US$68 el barril, mientras que el petróleo Brent disminuyó 1,57% a US$71,48 la carga.

Cerca de 77% de la producción estadounidense en el Golfo de México seguía suspendida el martes, equivalente a unos 1,4 millones de barriles por día (bpd). El mercado ha perdido alrededor de 17,5 millones de barriles de crudo hasta la fecha.

Los pozos en alta mar en el Golfo de México son responsables de cerca de 17% del bombeo estadounidense.

Se espera que la producción de crudo de Estados Unidos caiga en 200.000 bpd en 2021, a 11,08 millones de bpd, dijo el miércoles la Administración de Información de Energía (EIA), destacando que el impacto de Ida provocará un descenso mayor al pronóstico previo de un retroceso de 160.000 bpd.

No obstante, los precios se veían presionados por otro dato de la EIA, que redujo su previsión de crecimiento de la demanda petrolera global en 2021 y mantuvo con pocos cambios su estimación para 2022.

“La última ola del coronavirus, la propagación causada por la variante Delta, volvió cautos y pragmáticos a los inversores el mes pasado”, dijo Tamas Varga, de PVM Oil Associates. “Este pesimismo se vio reflejado en el último Panorama Energético a Corto Plazo publicado por la EIA ayer por la tarde”.

También afectaba a la confianza el recorte de previsiones para el crecimiento del Producto Interno Bruto en Estados Unidos este año por el resurgimiento del covid-19.

/Colprensa

Notas Relacionadas