Habló con su víctima y luego lo asesinó a bala

La víctima, según testigos, conversó durante varios minutos con su asesino, quien antes de abandonar el sitio le propinó los tiros. Las autoridades investigan los móviles.  

Santa Marta estaría a punto de ingresar al listado de las ciudades más violentas del país, esto por los consecutivos hechos de sangre que se vienen registrando en su área metropolitana y en la zona rural. En menos de 48 horas, cuatro personas de sexo masculino han sido asesinadas a bala en la capital.

El crimen más reciente se registró en la tarde de ayer en una zona pública que está situada a un costado del puente del Bastidas, exactamente en la entrada principal al barrio Galicia, momentos en que la víctima, identificada como Kevin Arévalo Hernández, de 25 años de edad, se encontraba sentada en una banca.

Los datos recopilados por la Seccional de Investigación Criminal de la Policía Metropolitana señalan que, hasta el sitio llegó un individuo a bordo de una motocicleta marca boxer y sostuvo durante varios minutos una conversación con la víctima. Sin embargo, antes de abandonarlo, desenfundó un arma de fuego y le propinó dos balazos en la cabeza.

Tras lograr su cometido, el sicario abordó su vehículo de ‘dos ruedas’ y se dio a la huida, mientras que el afectado cayó abruptamente contra el pavimento y quedó tendido, con su rostro y parte trasera de la cabeza cubierta de sangre. “Nosotros sentimos los tiros, cuando salimos vimos que estaba el muchacho ahí tirado”, dijeron residentes del sector.

Hasta el lugar llegaron uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrantes de la Policía, quienes se encargaron de auxiliar a Arévalo Hernández y de hacer su traslado hasta las instalaciones de la sala de urgencias de la clínica Mar Caribe, en donde pese a los esfuerzos de los médicos especialistas de turno perdió la vida producto de las heridas a bala.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín de la Policía se trasladaron hasta el mencionado centro asistencial y adelantaron la inspección técnica de cadáver, culminado los actos urgentes condujeron el cuerpo sin vida hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le será practicada la necropsia.

Ante lo ocurrido, el comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta dio a conocer que desplegó todas sus capacidades y adelanta las investigaciones de este hecho para determinar el modo, tiempo y lugar en que se presentó, así mismo lograr dar con la captura de los responsables.

Notas Relacionadas