Ley de inversión social o reforma tributaria pasa a la sanción presidencial

En plenarias la Cámara y Senado aprobaron el texto conciliado de la reforma tributaria tras ser radicado por la Comisión de Mediación. Ahora el proyecto de ley pasa a sanción presidencial para convertirse en Ley de la República. 

El texto que fue aprobado con 70 votos a favor y ocho en contra en la plenaria del Senado; y con 132 votos a favor y 22 en contra en la Cámara de Representantes busca recaudar $15,2 billones a través de medidas permanentes; y cerca de $2,7 billones con fuentes transitorias, para un recaudo de más de $17 billones.

Los encargados de hacer el texto de conciliación fueron los senadores Juan Diego Gómez, David Barguil y Fernando Nicolás Araujo; y los representantes Wilmer Carrillo, Jhon Jairo Roldán y Óscar Darío Pérez.

Cabe resaltar que cerca de $10 billones de esta reforma lo pondrá el sector empresarial a través de medidas como aumentar la tarifa de renta corporativa a 35%, establecer una sobretasa de renta al sector financiero y mantener el descuento del ICA en 50%.

Esta es la tercera reforma tributaria que el Gobierno de Iván Duque aprueba y la cuarta que presenta, teniendo en cuenta la presentada por el ex ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla.

Entre los principales cambios esta el incremento en la tasa de renta corporativa de 30 % a 35 %, el artículo 28 que beneficia los sistemas de transporte masivo y sistemas estratégicos de transporte.

Dentro de los temas que no pasaron esta el artículo de impuesto a las bebidas azucaradas o la tasa diferencial en el impuesto de renta, propuestas adelantas por los partidos de oposición principalmente.

Al respecto el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo aseguró “La ley de Inversión Social logra superar el déficit fiscal primario entre 2024 y 2025, además de reducir y estabilizar la deuda pública entre el 61 % y el 62 %. Con esto logramos el ajuste ordenado de las finanzas públicas en el corto plazo”.

EDUCACIÓN SUPERIOR PÚBLICA GRATIS 

Por su parte, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, explicó el alcance de esta política con la aprobación de la reforma tributaria.

Aún hay varios ecos de la reforma tributaria aprobada por el Congreso de la República y que tuvo como eje la inversión social en varios sectores, en medio de las dificultades que se desencadenaron por la pandemia.

Una de las promesas que se acaba de materializar con la reforma tributaria tiene que ver la gratuidad en la matrícula de los estudiantes vulnerables de estratos 1, 2 y 3 que estudian en Instituciones de Educación Superior (IES) públicas para el segundo semestre de 2021.

En la reforma se hizo posible que la gratuidad en la Educación Superior pública se convierta en una política de Estado.

De acuerdo a la ministra de Educación, María Victoria Angulo, la reforma atiende las necesidades de los más vulnerables, genera oportunidades de educación y empleo encaminadas a fortalezcan la reactivación económica y fomentar la confianza inversionista a través de la sostenibilidad de las finanzas públicas.

“Tenemos un gran compromiso con los jóvenes del país y por eso avanzamos en la gratuidad para los estratos 1, 2 y 3 en Educación Pública universitaria, técnica profesional y tecnológica. Fue una promesa de campaña, que incluimos en el Plan Nacional de Desarrollo y que hoy, aprobado como política de Estado, es una conquista social educativa alcanzada en el país”, dijo la ministra.

La implementación de la gratuidad en la Educación Superior ya es una realidad. Para ello, se suscribieron acuerdos con las 63 IES públicas del país y las cuales avanzan en el reporte de los cerca de 695.000 estudiantes de estratos 1,2 y 3 que recibirán el beneficio durante este semestre. Con la reforma, adicionalmente se garantizan los recursos para hacer permanente esta política de gratuidad favoreciendo a los jóvenes de las familias vulnerables del país.

La financiación de esta política incluye los recursos ya dispuestos a través de programas del Gobierno Nacional para el acceso y permanencia como Generación E, en su componente de Equidad, creado en 2018; los recursos asignados desde el Fondo Solidario para la Educación, creado mediante el Decreto Legislativo 662 de 2020, y los aportes solidarios de gobernaciones y alcaldías.

Adicionalmente, con la reforma se lleva al ICETEX a crear programas de estímulos y alivios financieros para sus usuarios que se traducirán en mejores condiciones y más oportunidades para los jóvenes y padres de familia.

La ministra María Victoria Angulo insistió en que así se materializan acciones concretas que contribuyen a la equidad y la transformación social de los territorios y se ratifica el compromiso del Gobierno con los jóvenes y la Educación Superior gratuita.

Notas Relacionadas