Por ausencia y ‘escape’ de congresistas, exministra se salvó de moción de censura

Lo que ocurrió ayer en la Cámara de Representantes fue otra de las jornadas de vergüenza protagonizada por el parlamento colombiano.  

Con triquiñuelas como la ausencia temporal, el supuesto daño a la conectividad o leguleyadas en la interpretación al Reglamento Interno del Congreso, la Cámara no pudo sacar adelante la moción de censura contra la exministra Karen Abudinen, quien se vio obligada a renunciar por el sonado escándalo del contrato con Centros Poblados, al que le desembolsó la bicoca de 70 mil millones de pesos como anticipo.

Aunque el fórum de la plenaria cumplió el número de representantes para llevarse a cabo, al momento de la votación no se reunieron los votos necesarios para ejecutar la plenaria que obligaba como mínimo 87 votos. La votación final arrojó 56 votos por el sí y 30 por el no.

La plenaria se llevó acabo en medio de algunas controversias por parte de la oposición, como la sesión era únicamente para la votación se dio paso a que fuera la misma y no hubo ninguna intervención, tan solo al momento de votar los representantes de la oposición justificaban su voto.

Respecto a la situación, la representante Katherine Miranda afirmó en el micrófono de la plenaria que rechazaba a quienes no estaban votando: “Se registran para cobrar el salario pero no votan”, eso en clara referencia a los congresistas de la coalición de Gobierno que no votaban.

Miranda además afirmó en su cuenta de Twitter: “Varios congresistas están conectados en plataforma pero no están votando para no perder los favores del Gobierno. Una estrategia para que no exista cuórum y no se pueda votar la moción de censura”.

Aunque la oposición quería que la votación fuera rápida, por reglamento se tomaron los 30 minutos que se ordenan para que se ejecute la votación. En ese sentido la presidenta de la Cámara, Jennifer Arias indicó en al menos dos oportunidades que aún quedaba tiempo suficiente para registrar los votos, finalmente la misma no se cumplió.

Respecto a la situación, la representante Juanita Goebertus afirmó en su cuenta de Twitter: “Negaron la moción de censura al no lograr la mayoría calificada. Los partidos anunciaron que apoyarían moción y los congresistas se conectaron, pero se abstuvieron de votar. El periodismo y el control político presionaron renuncia de la exministra Abudinen. El Congreso decidió rendirse”.

El partido Centro Democrático aprobó la decisión de Abudinen de abandonar el cargo para que se puedan llevar a cabo las investigaciones necesarias y se determine quienes son los culpables que serán sancionados, la bancada también manifestó su apoyo al presidente Duque.

Durante la plenaria diversos representantes afirmaron que la situación tendrá repercusiones legales.

Notas Relacionadas