Manuel Gómez, feliz con su personaje de villano

Un hombre calculador, despiadado, sin límites, sin miedos y totalmente entregado a los caprichos de su patrona (‘La Diabla’), así fue el personaje que encarnó Manuel Gómez, quien le dio vida a Esteban Calvo durante todas las temporadas incluida El Final del Paraíso, exitosa producción de Telemundo y que gracias a su calidad y desempeño actoral logró ganarse el cariño de la audiencia.

Los matices que rodearon a ‘El Calvo’, lograron enamorar al público que siguió muy de cerca la serie hasta su cuarta temporada. Gómez pudo superar las expectativas actorales y darle credibilidad al enigmático personaje.

Como el guardián de ‘La diabla’ se convirtió en el malvado capaz de cometer los actos más viles de la historia. No obstante, detrás de este frívolo personaje hay un hombre sensible, apasionado por la vida, enamorado de su familia, romántico y con un gran sentido del humor.

Más allá de las cámaras, Manuel Antonio Gómez es un hombre amante a las antigüedades, a la naturaleza, a su esposa Anita y a sus dos hijos Camila y Alejandro.

El biomagnetismo es otra fuente de inspiración para Manuel Antonio donde puede aplicar sus técnicas terapéuticas que están ligadas a proveer resultados positivos y de bienestar para sus pacientes, así es como ha logrado combinar sus grandes pasiones, aunque la actuación ha sido su delirio desde 1980, cuando inició su carrera artística con la música folclórica latinoamericana.

Dentro de su trayectoria podemos destacar algunas de las más de 80 producciones en las que ha participado el actor de 56 años; La ley del corazón (2016), Sala de Urgencias (2014, 2016), El Comandante (2016), No Olvidaras mi Nombre (2016), Sin senos si hay paraíso (2016-2018), Pa’ quererte (2019) y El final del paraíso (2019).

Sin duda alguna Manuel Antonio Gómez lo ha dado todo en los escenarios dentro y fuera de nuestro país. Su experiencia y su pasión por la actuación lo han consolidado como uno de los más grandes de la pantalla nacional e internacional.

Notas Relacionadas