¿Qué pasó el 11 de septiembre?

Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, dirigidos por el líder asesinado de Al-Qaeda, Osama Bin Laden, provocaron la muerte de 2.753 personas luego de que el grupo terrorista secuestrara aviones comerciales y los estrellara contra el World Trade Center de Nueva York. 

Los ataques se llevaron a cabo utilizando tres aviones de pasajeros secuestrados por los agentes de Al Qaeda. Un cuarto avión, con la Casa Blanca o el Capitolio como objetivo, se estrelló en un campo en Pensilvania después de que los pasajeros intentaran arrebatarlo a los secuestradores.

En las casi dos décadas que pasaron desde el atentado, cientos de socorristas han muerto debido a las enfermedades que desarrollaron al tratar de salvar vidas en las ruinas llenas de humo y polvo producto de los ataques, particularmente en la ciudad de Nueva York, donde gruesas columnas de ceniza llenaron el cielo.

LA RESPUESTA AL ATAQUE 

La primera respuesta de Estados Unidos a los ataques del 11 de septiembre fue entrar en Afganistán.

El entonces presidente estadounidense George W. Bush invadió Afganistán el 7 de octubre de 2001, después de que los talibanes rechazaran la extradición del líder de Al-Qaeda, Osama Bin Laden. La incursión estadounidense derrocó al régimen talibán y abrió paso a que Hamid Karzai, quedara como dirigente del país debido a su cercanía con occidente.

A pesar de la incursión antiterrorista estadounidense, últimamente Afganistán se ha convertido en un país con una gran cantidad de militantes de ISIS/DAESH.

Desde el comienzo de la ocupación, más de 50.000 civiles y alrededor de 2.400 soldados estadounidenses han muerto en Afganistán.

Aunque la misión de las fuerzas de la OTAN dirigidas por Estados Unidos en Afganistán terminó oficialmente con una ceremonia celebrada en Kabul el 28 de diciembre de 2014, EEUU aún mantiene su presencia militar en el país con el argumento de “combatir el terrorismo” y “reconstruir el país”.

Por otro lado, Trump, pretende retirar las tropas estadounidenses de Afganistán y actualmente quiere reducir el número de tropas de alrededor de 8.600 a 4.500 antes de las elecciones presidenciales que se celebrarán en noviembre.

En el marco de las conversaciones de paz con los talibanes, se espera que Estados Unidos y sus aliados retiren sus tropas del país en un plazo de 14 meses si los talibanes cumplen con el acuerdo.

LA INVASIÓN A IRAK 

Tras la invasión de Afganistán, la administración de Bush invadió Irak el 20 de marzo de 2003, bajo el nombre de “guerra preventiva” con el argumento de que había armas químicas en Irak, sin la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. La intervención llevó a que se derrocara a Saddam Hussein y su posterior ejecución.

Tras la invasión estadounidense de Irak, las guerras sectarias cobraron cientos de miles de vidas en el país.

La invasión de Irak, que costó miles de millones de dólares, también allanó el camino para el surgimiento de la organización terrorista DAESH.

Con el nacimiento de DAESH, el pueblo iraquí también fue objeto de crímenes de guerra.

Los ataques contra las torres gemelas ayudaron a crear un imaginario negativo contra el mundo musulmán y, hasta el día de hoy, continúa siendo la excusa para políticas anti-musulmanas en el mundo. La administración de Trump ha impuesto incluso prohibiciones de entrada al país a personas provenientes de países de mayoría musulmana.

Estados Unidos continúa siendo el país más afectado a nivel mundial por la pandemia de coronavirus. Hasta la fecha el país ha registrado más de 6,5 millones de casos del virus, más de 195 mil muertes y más de 3,8 recuperaciones.

Notas Relacionadas