Las conversaciones en México 

La oposición en Venezuela, encabezada por Juan Güaidó, decidió tener un encuentro en México con representantes del gobierno de Nicolás Maduro liderados por el ministro Jorge Rodríguez. En el vecino país hay sectores que son muy escépticos sobre los resultados que puedan arrojar tales deliberaciones, inclusive algunos consideran que el hecho mismo de acudir a la cita es un mecanismo que puede utilizar el Gobierno para invocar la legitimidad del mismo; o sea, que en este tema tampoco están unidas las fuerzas de la oposición en el hermano país. Hace algún tiempo se supo que Henrique Capriles, uno de los dirigentes de este bloque, se mostraba partidario de participar en el escenario electoral recomponiendo en la conformación del Consejo Electoral, que, en efecto, se hizo parcialmente.

De los diálogos de México se ha divulgado que las dos partes llegaron a un principio de acuerdo para la defensa conjunta de lo relacionado con la soberanía de Venezuela en el territorio que se conoce como el Esequibo. Del mismo modo, han acordado enfrentar el tema de la pandemia del coronavirus covid-19, con el fin de aliviar sus efectos en la población. También se ha sabido que en el marco del encuentro los voceros del gobierno de Maduro han solicitado el desbloqueo de los recursos que se encuentran en bancos del exterior, ante lo cual Juan Güaidó declaró que “el levantamiento de las sanciones económicas internacionales que pesan contra el régimen de Nicolás maduro, estará condicionado a un acuerdo sobre la realización de elecciones presidenciales con garantías.”

Luego agregó que “una solución para que en Venezuela haya gobernabilidad, estabilidad, es a través de una elección presidencial con garantías y condiciones, que hoy no hay en Venezuela lamentablemente”. Se ha dicho que gobiernos como el de Estados Unidos, Canadá y Bruselas se han mostrado abiertos a revisar su política de sanciones si Nicolás Maduro facilita avances significativos.

No se sabe cuál será la postura final de quienes representan a la oposición en Venezuela, pero las declaraciones conjuntas revelan que se contempla la posibilidad de llegar a un acuerdo con el régimen chavista que incluya la participación de sus fuerzas en las próximas elecciones, lo cual significa que hay un cambio en la estrategia que puede terminar con la interinidad de Güaidó. El gobierno de Colombia debe estar advertido de esa posibilidad y, en consecuencia, tendrá que ajustar su posición frente a esa nueva realidad. Hay que obrar con pragmatismo porque la estrategia inicial frente al régimen chavista no resultó.

Por tanto, celebramos que el pasado 4 de septiembre las autoridades del Norte de Santander y el Estado Táchira hayan autorizado un corredor humanitario de carácter temporal para facilitarle a un grupo de 370 estudiantes venezolanos    el desplazamiento para presentar las pruebas Saber. Se trata de una prueba piloto que permitirá evaluar la posibilidad de establecer un corredor permanente para que más de 4.000 estudiantes puedan terminar el año escolar bajo la modalidad presencial en establecimientos educativos de Cúcuta y Villa del Rosario.

*Exdefensor del Pueblo 

Notas Relacionadas