Crimen de ‘Kevin’ fue un ‘ajuste de cuentas’

Agentes especializados de la Seccional de Investigación Criminal y la Dirección de Inteligencia de la Policía Metropolitana de Santa Marta en un trabajo coordinado con el CTI de la Fiscalía, adelantan las pesquisas para armar el rompecabezas del crimen de Kevin de Jesús Arévalo Hernández, de 25 años de edad.  

Los investigadores se trasladaron hasta el lugar donde fue ultimada a bala a la víctima y allí estuvieron durante varias horas recopilando datos de cada una de las personas que presenció el asesinato. Así mismo, revisaron las cámaras de seguridad para detallar cada uno de los movimientos de los responsables.

“Se entrevistó a la familia del joven asesinado para establecer si reposaba una amenaza de muerte en su contra o por el contrario tenía un problema personal. Toda la información recogida está siendo analizada y pronto le entregaremos un resultado positivo a los samarios”, señalaron los investigadores.

Se conoció a través de una fuente policial que el crimen de ‘Kevin’ fue un ‘ajuste de cuentas’ por presuntos líos de drogas. “Esta persona tenía anotaciones judiciales por hurto y violencia intrafamiliar. Ahora último se le estaban haciendo seguimientos, debido a que comercializaba sustancias alucinógenas en menores cantidades”, indicó.

EL CRIMEN 

Como se informó en la edición impresa de ayer, Kevin de Jesús Arévalo Hernández, de 25 años de edad, fue asesinado a bala en la tarde del jueves en la calle 11 E con carrera 25 del barrio Galicia, exactamente a un costado del puente de Bastidas, momentos en que se encontraba sentado en una banca.

La Seccional de Investigación Criminal de la Policía señala que hasta el sitio llegó un individuo a bordo de una moto y luego de cruzar palabras con su víctima y antes de abordar nuevamente su vehículo, desenfundó un arma de fuego y le disparó en dos oportunidades en la cabeza.

Tras lograr su cometido, el sicario escapó con rumbo desconocido, mientras que el afectado fue auxiliado por uniformados de la Policía, quienes lo trasladaron hasta la sala de urgencias de la clínica Mar Caribe. Allí, pese a los esfuerzos de los médicos especialista de turno perdió la vida.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín de la Policía adelantaron la inspección técnica de cadáver y condujeron el mismo hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le fue practicada la necropsia y posteriormente se lo entregaron a sus familiares.

Notas Relacionadas