Se ‘disparó’ la accidentalidad vial

En 48 horas hubo cinco accidentes de tránsito en el área urbana de Santa Marta, en todos se vieron involucradas las motocicletas.  

La falta de regulación por parte de los agentes de tránsito en las vías principales de Santa Marta, el exceso de velocidad y la imprudencia de algunos conductores de motocicletas, tiene disparada la accidentalidad en el área urbana. En dos días se contaron más de seis siniestros viales.

El primer hecho se presentó en la vía de El Ziruma, sentido Centro Histórico – Rodadero, cuando un motociclista, identificado como Edward Sierra, chocó contra la parte trasera de un vehículo particular, lo cual generó que cayera abruptamente contra el pavimento.

Horas más tarde, esta vez en el barrio Ciudadela 29 de Julio, un hombre que se desplazaba en su moto, reportado como Alexander Bengoechea, atropelló a una mujer de la tercera edad, quien intentó cruzar de un carril a otro. Las autoridades la identificaron como Carmen Castro.

“La anciana sufrió una herida abierta en su pie derecho y trauma en sus miembros inferiores, mientras que el conductor del automotor, presenta politraumatismos en diferentes partes de su cuerpo”, dijeron los médicos.

Sin embargo, estos no fueron los únicos accidentes. En el barrio Villa Betel, al sur de Santa Marta, un choque de motos dejó a uno de sus conductores malherido.

Las autoridades indicaron que se trata de Johnny Peniche, quien cayó de su vehículo contra el pavimento y sufrió golpes de consideración en diferentes partes de su cuerpo.

10 minutos después, en la Troncal del Caribe, a la altura de la base de antinarcóticos de la regional 8 de la Policía Nacional, una pareja que se desplazaba en una moto, identificada como Elvis Daza y Rosa Flores, fue embestida por un vehículo particular de placas UCW 300, cuyo conductor se dio a la huida.

Cuando todo parecía haber terminado, en la conocida esquina caliente de la Avenida del Río, una mujer identificada como Yurmary Fuermayor, perdió el control de su moto y cayó contra el asfalto, sufriendo heridas en diferentes partes de sus extremidades inferiores y superiores.

Los afectados fueron auxiliados por paramédicos de la red de ambulancia de la costa, quienes se encargaron de brindar los primeros auxilios y de hacer su traslado hasta la sala de urgencias de la clínica Bahía, centro asistencial en donde permanecen recibiendo asistencia especializada.

Notas Relacionadas