Mintic canceló la adjudicación de $85.000 millones destinados a medios

 A inicios de marzo, el Ministerio de las TIC publicó para comentarios el borrador de la convocatoria ‘Transformación Digital y Fortalecimiento de los Medios de Comunicación’, que tenía como objetivo la financiación de proyectos de transformación digital de periódicos, revistas, emisoras y TV, por lo que en aquel momento se conoció que se adjudicarían 85.000 millones de pesos.

Así, el pasado 8 de abril, se conoció que el Gobierno entregaría dichos auxilios a los medios de comunicación cuya situación demostrara la necesidad del erario público para reactivarse.

Sin embargo, la ahora exministra de las TIC, Karen Abudinen, anunció que cancelará la adjudicación ($85.000 millones) de dicho rescate a medios de comunicación que vieron mermadas sus finanzas y su capacidad operativa por cuenta de la pandemia.

En dicha licitación, no participaron medios pertenecientes al Grupo Santodomingo (Caracol Televisión, El Espectador y Blu Radio), ni los medios de la organización Ardila Lülle, incluyendo RCN, La FM y La República, y tampoco El Tiempo.

Asimismo, el Grupo Gilinski manifestó en un editorial en la revista Semana que no participaría.

“En medio de tantas necesidades de nuestra sociedad y en vísperas de una reforma tributaria necesaria, pero sin precedentes para atender a los más necesitados”, afirmó Semana, que además fue enfática al mencionar que “los problemas de base no se solucionan con ayudas estatales. De ser así, solo se perpetuarán modelos ineficientes y dependientes de la contratación pública”.

No obstante, varios periódicos regionales, Caracol Radio, propiedad del grupo de capital español Prisa, Cable Noticias y Canal Uno son algunos de los medios que decidieron pedir más al erario público para reactivar sus negocios.

Por ejemplo, Caracol Radio había argumentado que para lograr su transformación digital requerían recursos para el pago de licencias Adobe Creative Cloud, aplicación para sintonizar radio digital, un esquema digital de gestión de audio, implementación Dalet Galaxy, Proyecto Conectividad Regional Centro, gestión de redes sociales, unificación de sistemas editoriales web, estudios digitales de video, y Proyecto VoIP – IP Telefonía IP, entre otras. Algunas de ellas pretendían beneficiar a emisoras como La Básica o La W.

Haciendo referencia al escenario de la televisión, se encontraban medios como Canal Uno, propiedad de Daniel Coronell, Yamid Amat y el expresidente César Gaviria, que debido a su trayectoria, traían a colación el dilema de qué tan legal, o ético, era recibir o aspirar a recursos del Estado, aspecto que podría llegar al punto de hipotecar su independencia. Caso similar al de Cable Noticias, en cabeza del venezolano, Alberto Federico Ravell.

Entre los diarios regionales que decidieron competir por dichos recursos están El Heraldo, La Opinión, El Colombiano, El País, La Crónica, Q´hubo, Publimetro, El Pilón, Diario del Norte, El Diario y Hoy, cuyos montos solicitados rondaban entre $700 millones a $1.500 millones.

De esta manera, en el debate suscitó una discusión entorno al declive de independencia de los medios solicitantes, tanto los pertenecientes a grandes grupos económicos, como los pequeños diarios que circulan de forma local en las regiones del país.

Inclusive, algunos temían ser descalificados en el proceso de evaluación, y no entrar en el sorteo (cuyo método no se conoció), ante los dispendiosos y exigentes requisitos para la licitación.

La convocatoria establecía que los $85.000 millones se dividirían en categorías y subcategorías, con el fin de “garantizar la presentación de participantes en todas las categorías y para las diferentes actividades asociadas a los medios de comunicación, durante los plazos establecidos para la apertura y cierre de la convocatoria”, de acuerdo con el borrador inicial.

En cuanto a la distribución de los recursos, para radio se tenía una asignación que iba hasta $22.434 millones, con topes para las subcategorías comercial, comunitario e interés público; para televisión, hasta $26.689, con topes para las subcategorías nacional y local; para prensa, hasta $25.537 millones, distribuidos entre nacional, regional y local; para revistas, hasta $6.090 repartidos entre nacional y local; y hasta $4.250 millones para los medios de plataformas digitales.

Lea el borrador inicial de la convocatoria aquí y la resolución con la que se canceló la adjudicación en el documento adjunto.

BOGOTÁ (La República)

Notas Relacionadas