Dólar cerró la jornada con una caída de $4,35 por datos de inflación de EE.UU.

El dólar cerró a $3.830,92 en promedio, lo cual representó una caída de $4,35 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que para la jornada de hoy se ubicó en $3.835,27.

El precio de apertura registrado por la plataforma fue $3,817. El máximo llegó a $3,836.85 y el mínimo a $3,815. En la jornada se negociaron US$1.053 millones a través de 1.619 transacciones.

En el mercado norteamericano, los futuros de Estados Unidos subieron y el dólar se debilitó después de que los datos mostraron que los precios al consumidor subieron menos de lo pronosticado en agosto, lo que sugiere que parte de la presión alcista sobre la inflación está comenzando a disminuir.

Los futuros del S&P 500 subieron con el informe del Departamento de Trabajo de que los precios al consumidor aumentaron 0,3% desde julio. Los economistas pidieron una ganancia de 0,4%.

“La reacción instintiva es positiva y alimentará un coro de conversaciones sobre ‘la inflación ha alcanzado su punto máximo'”, escribió Adam Crisafulli, fundador de Vital Knowledge, en una nota, citada por Bloomberg. “Creemos que de hecho ha alcanzado su punto máximo, pero esa no es una razón para comprar acciones (al menos no en este momento): la inflación sigue siendo elevada en términos absolutos, la Fed seguirá disminuyendo y el mercado tiene una multitud de otros vientos macroeconómicos en contra resolver.”

El crudo tocaba un máximo de seis semanas el martes, en un momento en que otro huracán amenaza con llevar fuertes lluvias a Texas y partes de Luisiana que siguen recuperándose de Ida, y mientras la Agencia Internacional de Energía (AIE) preveía un gran rebote de la demanda para el resto del año.

El crudo estadounidense WTI subió a US$70,44 el barril, mientras que el petróleo Brent llegó a US$73,62.

El lunes comenzaron las evacuaciones de plataformas petrolíferas en alta mar en el Golfo de México, en preparación por la llegada del huracán Nicholas.

“Los importantes cortes de producción en el Golfo de México siguen siendo uno de los factores que impulsan a los precios”, dijo Commerzbank.

El lunes seguían suspendidos unos 794.000 barriles por día (bpd), o más de 40% de la producción de crudo y gas del Golfo de México, dos semanas después de que Ida azotó la costa de Luisiana, según la Oficina de Cumplimiento de Seguridad y Medio Ambiente.

Después de tres meses de declive en la demanda petrolera mundial, la vacunación contra el covid-19 se apresta a reavivar el apetito por el crudo, que fue suprimido por las restricciones pandémicas sobre todo en Asia, dijo la AIE el martes.

Estas previsiones están muy por debajo de las de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), que esperan un crecimiento de la demanda de unos 5,96 millones de bpd este año y de 4,15 millones de bpd el próximo.

/Colprensa

Notas Relacionadas