Primeras acciones contra los que causan desórdenes en inmediaciones de la UIS

Tras el reciente consejo seguridad, en el que se determinaron acciones para ponerle orden a la zona que bordea a la Universidad Industrial de Santander, UIS, afectada durante los últimos meses por continuos disturbios, el Municipio y la Policía Metropolitana emprendieron dos medidas en concreto.

La primera de ellas es la recuperación de la glorieta en donde se encuentra el Monumento Ecuestre del Libertador Simón Bolívar; y la segunda consiste en desterrar la ‘olla’ en la que se ha convertido la zona tras la venta y el consumo de drogas alucinógenas.

De hecho, durante la noche del pasado lunes, los agentes policiales, a través de los planes express y la estrategia ‘Plan 100 contra el Microtráfico’, sorprendieron en flagrancia a jóvenes que ofrecían y consumían tales sustancias. El operativo se dio, de manera precisa, porque los vecinos del barrio La Universidad denunciaron la presencia de estos sujetos.

Como se recordará, los ciudadanos que residen en ese sector de la Comuna Tres calificaron este sector como “el centro de operaciones de los vándalos y de agitadores”.

La comunidad pidió la intervención del alcalde y de su equipo de seguridad, para acabar con esas zonas restringidas para la fuerza pública y, por ende, garantizar la tranquilidad del vecindario.

Vale decir que la patrulla del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, adscrita a la Comuna Tres, logró la captura de un hombre, de 20 años, que expendía alucinógenos allí.

Tras el reporte de los vecinos de la zona y al observar a un hombre que se transportaba de copiloto con un paquete procedieron a solicitar un registro; al verificar el bolso encontraron en su interior 404 cigarrillos artesanales de marihuana listos para su distribución.

El capturado y los estupefacientes fueron dejados a disposición ante la Fiscalía General de la Nación, que lo presentará ante la autoridad competente para que le defina su situación jurídica.

La Secretaría del Interior anunció que, con la Policía, continuará con estas estrategias de seguridad y patrullajes buscando con estas acciones evitar la comercialización de alucinógenos, frenar las afectaciones a la vida y acabar con la comisión de delitos.

La Alcaldía instó a la ciudadanía a hacer parte de la red de participación cívica y a denunciar a las líneas 167 o 123 la presencia de jíbaros, la existencia de ‘ollas’, el tráfico local de drogas ilícitas y todas las actividades relacionadas con el micotráfico.

/Colprensa

Notas Relacionadas