El gobierno propone incorporar a Alex Saab como parte del diálogo en México

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez, ha propuesto este martes que Alex Saab, el supuesto testaferro de Nicolás Maduro pendiente de extradición a Estados Unidos, se incorpore al equipo de negociación del Gobierno en las conversaciones que mantiene con la oposición en México.

Washington acusa a Saab de blanquear 350 millones de dólares (295 millones de euros) para pagar corruptelas de Maduro a través del sistema financiero estadounidense. Saab fue detenido en junio de 2020 cuando realizaba escala de reabastecimiento en una isla caboverdiana, país que ha aprobado su extradición a Estados Unidos.

“Él está secuestrado en violación de la Convención de Viena porque es un diplomático debidamente acreditado, sin que pesara sobre él orden de captura, sin derecho al debido proceso”, ha defendido, no obstante, Rodríguez, que también ha propuesto que Saab sea integrante de la Mesa Nacional de Atención Social.

Según el presidente de la Asamblea, que encabeza también la delegación del Gobierno venezolano en las conversaciones, Saab “tiene la capacidad para formar parte como miembro pleno de la delegación del diálogo y de la mesa social”, recoge TeleSur.

La delegación de la Plataforma Unitaria de Venezuela, participante en las negociaciones en México, ha criticado el anuncio del Gobierno de Venezuela y ha lamentado que la incorporación de Saab “corresponde a una estrategia de defensa del régimen ante el proceso judicial entre dos países con separación de poderes y democracia, cuyos órganos jurisdiccionales siguen un proceso de extradición”.

“No es la primera vez que se intenta”, ha condenado el bloque opositor en un comunicado difundido por el coordinador de su delegación, Gerardo Blyde, a través de su perfil de Twitter.

En este sentido, ha apuntado a que “existen precedentes” como el “del guerrillero Juvenal Ovidio Ricardo Palmera, alias ‘Simón Trinidad’, a quien las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) incorporó, a fin de liberarlo, en la delegación de la negociación de paz en Colombia”. “No tuvo éxito, nunca pudo ser incorporado”, ha añadido.

Así, ha pedido a Noruega, mediador en las negociaciones, que “garantice el cumplimiento por parte de la delegación del régimen de las normas de reserva acordadas que rigen el proceso (de diálogo)”. “Convertir este proceso en una guerra de micrófonos o debate en medios, le hace mucho daño a la negociación”, ha denunciado.

“No nos vamos a distraer de nuestra agenda central en México”, ha concluido la delegación de la Plataforma Unitaria, para reiterar su compromiso para “avanzar” en la negociación.

Las delegaciones del Gobierno y la oposición de Venezuela han accedido, después de años de acusaciones y reproches, a sentarse a dialogar con la vista puesta en las próximas elecciones regionales y locales del 21 de noviembre, en las que por primera vez en tres años se ha ofrecido a participar la Plataforma Unitaria, que recupera de nuevo la bandera común de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con la que la oposición consiguió sus últimos éxitos electorales.

El siguiente encuentro dentro de esta ronda de negociaciones tendrá lugar nuevamente en Ciudad de México entre el 24 y el 27 de septiembre.

/Colprensa

Notas Relacionadas