Bryan José está respondiendo a los tratamientos dice su papá

Con una sonrisa y alzando sus brazos como señal de ‘gracias a Dios’, salió en la mañana de ayer de la clínica Cehoca el progenitor del menor Bryan José Añez Feneite, de 14 años de edad, único sobreviviente del accidente que se registró el lunes pasado en la Troncal del Caribe, entrada al barrio Gaira.

Contento con lo manifestado por los profesionales de la salud que asisten a su pequeño hijo, Carlos Añez Vargas dio a conocer que “está evolucionando bien, está recibiendo bien los tratamientos; tiene todavía un poco de inflamación cerebral pero está evolucionando bien, está mejorando y va a seguir mejorando”.

Además el progenitor del menor agregó que “ha hecho movimientos en estos momentos, y que tenemos que esperar que el tratamiento cumpla con su deber y desinflame bien para poder tomar su vida más estable”.

El único sobreviviente de la tragedia en la Troncal del Caribe, continúa recibiendo ayuda por parte de la Fundación Demos, Transformando Vidas, que gestionó su traslado hasta el centro asistencial en mención en la capital del Magdalena, para recibir los tratamientos que se requieren para su recuperación por el grave estado en el que se encuentra.

Por su parte, el vicepresidente de la Fundación Demos que apoya a la familia, explicó que  “nosotros desde el primer momento que nos enteramos de la noticia, ubicamos a Carlos que es quien nos ayuda en la oficina. Créame, uno como ser humano tiene que ponerse en los zapatos de los otros. Aquí estamos dándole apoyo moral, y desde el primer momento me puse la diez para que lo trasladaran acá a la clínica, porque en Santa Marta no había cama disponible UCI en pediatría y gracias a Dios aquí está hoy, con la mejor atención y las personas idóneas para salir adelante”.

Igualmente, manifestaron que la fundación se encuentra haciendo un acompañamiento significativo al joven accidentado, “En estos momentos él tiene un condición vulnerable en la vivienda donde está, el padre nos comunicó que el piso está en malas condiciones y que habría que hacer unas adecuaciones a la habitación, por eso, desde ya estamos invitando a la sociedad samaria que se una en esta campaña que queremos hacer para mejorarles las condiciones de vivienda a este joven”.

En primera instancia surgió que sería trasladado a una clínica de mayor complejidad de Barranquilla, pero por su estado crítico decidieron remitirlo a otra clínica en Santa Marta.

Cabe recordar que, el infante fue remitido de la clínica Bahía, a donde inicialmente fue llevado por paramédicos de la red de ambulancia de Ruta del Sol, a la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica de la clínica Cehoca, centro asistencial donde permanece batallando contra la muerte. “Gracias a Dios y a ese equipo de médicos que ha hecho un buen trabajo con mi hijo. Sigamos en oración”, expresó el hombre.

Notas Relacionadas