Barcelona ya no da miedo en Europa

Irreconocible, sin estrellas, muy endeudado… El Barça, prestigiosa institución que dominó Europa a principios de la década 2010 vive una travesía del desierto simbolizada por el 3-0 que le infligió el Bayern Múnich, un año después del terrible 8-2.

Los barcelonistas, que ahora tampoco tienen a Leo Messi, no han vuelto a ganar un partido de Liga de Campeones desde el 2 de diciembre de 2020 frente al modesto Ferencvaros (3-0).

Antes un fortín, el Camp Nou es ahora un terreno donde los gigantes de Europa ya no tienen miedo y en el que el Barça ha perdido sus tres últimos encuentros de Champions, encajando diez goles y marcando sólo uno.

Y la dura derrota frente al Bayern el martes, un año después de la histórica debacle 8-2 en Lisboa en cuartos de final de la edición 2019-2020, no ha hecho más que confirmar unas impresiones ya conocidas.

El Barça no había vuelto a empezar una campaña en Europa con una derrota en casa desde 1997 (3-2 contra Newcastle), es decir, desde hace 24 años. Es también la primera vez en su historia en Champions, que el Barça acaba un partido sin disparar ni una sola vez a puerta.

La prensa madrileña y catalana están de acuerdo en constatar el revés azulgrana este miércoles. “Pobre Barça”, tituló Marca, mientras que para el barcelonés Sport es “La triste realidad” y el diario deportivo en catalán L’ Esportiu titula “Muy, muy lejos”.

Una impotencia compartida por el icono blaugrana Gerard Piqué tras el partido: “Es lo que hay, estoy convencido de que es un año complicado. Hay que ser franco: no estamos entre los favoritos”. / AFP

Notas Relacionadas