Así avanza la restauración ecológica en San Andrés tras el paso de lota

La isla de Providencia continúa en la restauración ecológica de muchos de sus ecosistemas afectados por el paso del huracán Lota en noviembre de 2020.

Desde hace nueve meses, en el marco de la Operación Cangrejo Negro del Gobierno Nacional, la isla esta en proceso de replantar los corales y los manglares, los principales ecosistemas marinos y costeros afectados.

Por eso, en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina inició la siembra de 600.000 corales de la mano de pescadores locales y el Gobierno Nacional.

“Hicimos dos inmersiones, una de estas fue en una zona donde están las guarderías de coral, que van muy bien; allí visitamos tres guarderías, en las cuales hay, en cada una de ellas, más de 2500 fragmentos de coral”, explicó el ministro de ambiente, Carlos Eduardo Correa, en una visita en días pasados a la isla.

La meta son 200 hectáreas de coral restauradas de aquí a diciembre del año 2022, señalaron desde el ministerio.

“De un millón de corales que vamos a sembrar en Colombia, el 60 %, 600.000 corales, estará en San Andrés, Providencia y Santa Catalina”, expresó Carlos Eduardo Correa.

Otro de los desafíos luego de Lota, es  construir un megavivero en la isla de Providencia, de la mano con las comunidades, para ayudar no solo a la  recuperación de los ecosistemas locales sino a la  reactivación económica.

Según el Gobierno, en Providencia se han construido cuatro viveros en los que se han sembrado más de 7000 plántulas de mangle rojo y negro, pero también frutales como coco, tamarindo, grosella, cañafístula y mango, entre otras especies que empezaron a escasear en la isla.

Así mismo, inició la reforestación en el Parque Nacional Natural Providence Old McBean Lagoon, donde hay 11 parcelas en las que se empezaron a restaurar 15 hectáreas con la siembra de mangle.

Todo el proceso de restauración del archipiélago se realiza de la mano de las comunidades a través del programa de Pago por Servicios Ambientales, con el que cerca de 320 familias afectadas por el huracán Iota reciben incentivos económicos a cambio de trabajos de restauración. Así mismo, otras familias se dedican a la limpieza de caños y arroyos obstruidos por escombros y residuos que dejó Iota a su paso.

/Colprensa

Notas Relacionadas