Siguen casos de reclutamiento de menores

29

Integrantes del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric y comunidad de la zona rural de Caldono denunciaron que dos menores de edad fueron reclutados por un grupo armado al margen de la ley.

“Los dos pelados salían de sus viviendas, ubicadas en el resguardo Las Mercedes, Caldono, cuando fueron interceptados por sujetos armados. Luego, y de manera violenta, se los llevaron posiblemente hacia la parte alta de esta localidad, como relató el otro joven que logró escapar”, indicaron comuneros de este resguardo.

El caso sucedió en la mañana de este miércoles, y de acuerdo con la denuncia hecha por el Cric, los sujetos al parecer se movilizaban en una camioneta, la cual posiblemente usaron para sacar a los menores de la zona.

Los individuos fueron señalados de ser integrantes de la disidencia Dagoberto Ramos de las Farc, quienes delinquen en los municipios del nororiente del Cauca, occidente del Huila y sur del Tolima.

“Ahora la guardia y la comunidad adelantan un recorrido en la zona para ubicar y rescatar a los menores, quienes son parte de este resguardo. El de 13 años cursa octavo grado en la institución educativa empresarial Cerro Alto. El otro, el de 16 años, trabajaba en labores agrícolas con su familia”, explicaron integrantes del Cric.

Es que la denuncia sobre este caso va más allá, porque representantes comuneros del lugar denuncian que los disidentes de las Farc están convenciendo a los niños y jóvenes de esta zona para ir a trabajar en los cultivos de coca del área rural de Argelia, Cauca, y Tumaco, Nariño.

“Tenemos el reporte de que muchos pelados aceptan esas propuestas, y como ganan muy bien, se quedan en esas zonas, otros regresan con maletines repletos de dinero, entonces ya no quieren ni estudiar, porque aprovecharon primero la pandemia y luego las vacaciones dizque para trabajar en eso”, denunciaron integrantes de esta comunidad.

Precisamente los comuneros reconocen esta realidad, la cual genera temor entre las autoridades ancestrales y padres de familia porque ya empezaron a proliferar los cultivos de coca en varias áreas de Caldono, situación que no se registraba desde hace varios años.

“En días pasados un disidente murió en los combates que se registran en Argelia, lo trajeron hasta acá para enterrarlo en medio de pura música norteña, sin dejar a la gente ni rezar. Además decían que muchos de sus compañeros han perdido la vida en esos combates, incluso que entre esos muertos hay pelados de acá de Caldono”, agregaron los integrantes de este resguardo.

Es que los combates entre los grupos armados al margen de la ley en la zona rural de Argelia se registran ya todos los días, generando el desplazamiento de muchas familias de la zona rural hacia el casco urbano de este municipio.

Esos enfrentamientos se intensificaron desde el pasado 5 de septiembre, cuando disidentes de la Farc llegaron a sacar a los guerrilleros del frente José María Becerra del Eln, como denuncian los mismos campesinos.

También la Cooperativa Ecomún Multiactiva Agroforestal Santa Clara, integrada por ex combatientes de las Farc, advirtió que en la zona rural de este municipio hay presencia de las estructuras Carlos Patiño, Segunda Marquetalia y del Eln.

La denuncia de la población y de los líderes sociales es que ahora hay una alianza entre estas dos últimas organizaciones armadas para enfrentar a la primera de esta zona. “Antes eran un mismo grupo y ahora antagonistas: frente Diomer Cortés y Carlos Patiño”.

A raíz de estos combates, más de 400 personas han sido desplazadas de las veredas El Pinche, Las Torres y Buena Vista, así como del corregimiento de Santa Clara. Estos ciudadanos llegaron al centro poblado del corregimiento de El Plateado, otros hasta el casco urbano de Argelia.

También, y en medio de esta guerra, los firmantes de la paz de Farc que ejecutaban proyectos de café y ganadería en Santa Clara optaron por abandonar estas iniciativas y salir de la zona por las constantes amenazas y actos violentos contra su organización.

/Colprensa

Notas Relacionadas