Víctimas denunciarán al abogado Fernández

Para las víctimas y sus abogados el comportamiento del abogado Alex Fernández podría estar infringiendo las normas disciplinarias del ejercicio y la lealtad hacia la administración de justicia

“Es una estrategia desobligante del abogado, con la que no tienen en cuenta el dolor de los familiares y hacen más grande su pesar y consternación por las perdidas humanas que hubo. Era precisamente lo que se esperaba que sucediera”, indicó sobre esta situación el abogado Ricardo Martínez, defensor de algunas de las víctimas.

Frente a estos comportamientos que, para los abogados de las familias de las víctimas son maniobras dilatorias para retrasar la imputación de cargos y la petición de medida de aseguramiento, la defensa de Vives podría tener consecuencias.

El abogado puede enfrentar un proceso disciplinario ante la Comisión de Disciplina Judicial, a donde su caso puede llegar por una denuncia o porque la misma juez compulse copias para que lo investiguen por su comportamiento.

En la Comisión, los magistrados determinan la gravedad de la conducta y las sanciones, que pueden ir desde multas hasta amonestaciones, suspensiones e incluso exclusiones de la profesión de abogado, es decir, ya no podría ejercer como tal.

Sobre la posibilidad de una eventual libertad por estas maniobras dilatorias, la ley establece que en el cómputo de los días para la libertad por vencimiento de términos no se pueden contar los tiempos cuando los procesos no hayan podido iniciar o terminar por maniobras dilatorias del acusado o su defensor.

A su vez el tratadista Camilo Burbano, abogado penalista, explicó que penalmente no se puede investigar a un abogado por dilatar un proceso, pues esto no es un delito en sí mismo; sin embargo, indicó: “En casos mucho más graves, cuando la dilación se hace a través de artificios o engaños para que el juez emita algún pronunciamiento, estaríamos hablando de un delito que se llama fraude procesal”, afirmó.

En referencia al procesado, Burbano explicó que se podrían tener en cuenta las maniobras dilatorias a la hora de definir la medida de aseguramiento, puesto que uno de los fines de estas medidas es evitar la obstrucción de un proceso.

Hernando Herrera, director de la Corporación Excelencia en la Justicia, añadió que si la estrategia de la defensa es la dilación para dificultarle a la justicia llegar a un fallo ejemplarizante “se van a encontrar con una barrera de contención conformada por funcionarios judiciales y centros de pensamiento como nosotros”.

También hizo una advertencia al abogado o abogados de Vives: “Si la fórmula de defensa que van a utilizar es esta, van a poner en riesgo su tarjeta profesional, la jurisdicción disciplinaria puede suspenderlos o excluirlos del ejercicio de la profesión. Tienen la oportunidad de demostrar si son juristas o tinterillos de pacotilla. En ese segundo evento, desde la Corporación no vamos a dejar de hacer esfuerzo para que opere debidamente la justicia en beneficio de las víctimas y sus familias”.

Precisamente, sobre este proceso y las denunciadas maniobras dilatorias, la Corporación Excelencia en la Justicia anunció que hará un seguimiento permanente y especial al mismo.

“Actualmente el proceso penal se encuentra en etapa de imputación ante el Juzgado Penal Municipal con funciones de Control de Garantías; no obstante, y como es de conocimiento público, se han denunciado maniobras dilatorias por parte de la defensa para evitar que el proceso contra el señor Vives se surta de manera célere”, señaló la Corporación.

La entidad añadió que será una veedora permanente del proceso penal para garantizar el debido funcionamiento del sistema y “denunciar todos aquellos actos que pretendan obstruir e impedir que se imparta la debida justicia”./Con apoyo en información de El Tiempo.

Notas Relacionadas