Código electoral, a pocos días de conocerse su legalidad

La revisión que adelanta desde marzo pasado la Corte Constitucional al nuevo Código Nacional Electoral está próxima a terminar, con lo cual se podrá conocer el fallo definitivo sobre la legalidad del mismo y así saber cuáles serían las nuevas normas electorales que entrarían en vigencia en 2022 en el marco de las elecciones de Congreso y Presidente de la República.

La discusión se ha demorado en el máximo tribunal constitucional por la apretada agenda de temas que ha tenido, entre ellos el de la reforma a la cadena perpetua; las recusaciones a algunos de los magistrados; las intervenciones ciudadanas y también el estudio detallado de varios temas que comprometen el trámite y aprobación del nuevo Código Electoral que en esencia actualiza lo vigente que viene desde 1986.

Uno de esos análisis se da sobre la imposibilidad de poder tramitar y votar esta ley que es estatutaria en sesiones extras. Precisamente el proyecto tuvo que ser votado en las sesiones extras a las que el gobierno convocó al Senado y la Cámara para votar la conciliación del articulado.

En sus soportes jurídicos sobre la legalidad de la ley, los ponentes mayoritarios en el Congreso como la Registraduría señalaron a la Corte Constitucional que no existe prohibición constitucional y legal frente al trámite de leyes estatutarias en sesiones extras. Incluso se maneja la teoría que si la corte genera este antecedente, estaría creando un nuevo requisito que no existe para el trámite de dichas leyes, requisito que como se ve en los actos legislativos es de origen constitucional.

Igualmente diversos sectores y analistas que comparten la legalidad de votar el informe de conciliación en sesiones extras, señalan que si existiere esa interpretación de la corte al imponer este nuevo requisito, eso implicaría una disminución de la función legislativa, lo que es contrario a lo que la misma corte ha dicho, en el sentido en que la separación de poderes permite a los órganos auto determinar su forma de ejercer su función.

Un gran espaldarazo que recibió en días pasado el nuevo Código Electoral fue el concepto de constitucionalidad que dio la Procuraduría la semana anterior, en el mismo avaló el trámite del código frente a su aprobación en sesiones extras. Para el ministerio público dichas sesiones fueron convocadas en debida forma por el gobierno nacional, y se hizo dentro del receso natural de los dos periodos de la legislatura.

Aclaró la Procuraduría en su concepto, que la legislatura está compuesta tanto de sus sesiones ordinarias como de los recesos que la conforman.

Según se ha conocido, en un primer borrador de ponencia que se maneja en la Corte Constitucional, el magistrado ponente, Jorge Enrique Ibáñez, estaría dando vía libre al articulado. De la misma forma se sabe que los togados Alejandro Linares y Alberto Rojas Ríos, serían quienes se opondrían a la constitucionalidad del proyecto.

En días pasados la Misión de Observación Electoral, MOE, en una carta a la sala plena de la Corte Constitucional, pidió darle discusión pronto al estudio de la ley porque el país requiere conocer cuáles normas del nuevo Código Electoral, podrán entrar en vigencia el año próximo.

/Colprensa

Notas Relacionadas