El glamour regresó a los Premios Emmys

42

Las estrellas más deslumbrantes de la televisión internacional volvieron con estilo a la alfombra roja de los Premios Emmy.

Los Emmys llegaron tras una serie de momentos llenos de glamour para los  famosos, como los Premios MTV Video Music Awards, el Festival de Cine de Venecia y la Gala Met de Nueva York.

Anya Taylor-Joy, la estrella del aclamado drama ajedrecístico “Gambito de dama” (ganador a mejor miniserie), deslumbró con un vestido de Dior  escotado en la espalda y de color ‘mantequilla’, combinado con un espectacular chal amarillo brillante que descendía en una larga cola.
La estrella de “The Crown” (mejor serie dramática), Emma Corrin, también se vistió de amarillo mantequilla: asistió a la fiesta de Londres para ver la gala en satélite con un vestido de MiuMiu sin tirantes hasta el suelo, guantes largos sin dedos y tocado.

Mj Rodríguez, nominada por su trabajo en “Pose”, un programa que explora la cultura de los salones de baile underground de Nueva York en los años 80, posó con un vestido de Versace de un solo hombro y color turquesa con una abertura en el muslo y unas uñas puntiagudas de infarto.
La estrella de “Ted Lasso”, Hannah Waddingham, ganadora del Emmy a la mejor actriz de reparto en una comedia, lució un vestido melocotón de un solo hombro de Christian Siriano para recibir su estatuilla.

Catherine Zeta-Jones se veía elegante con un vestido sin tirantes de color vino, una alta abertura en la pierna y zapatos perfectamente combinados. Iba del brazo de su esposo Michael Douglas, quien estaba nominado a mejor actor de comedia.

UN APLAUSO PARA LOS CHICOS
Durante mucho tiempo, la moda masculina fue algo secundario en las galas de premios, pero en los últimos años esto ha cambiado.
La estrella de “Pose”, Billy Porter, quien causó sensación en la alfombra roja de los Premios Óscar en 2019, con un vestido de esmoquin de Christian Siriano, volvió a deslumbrar con una camisa negra de Ashi ajustada, con volantes gigantes en las mangas, pantalones de cintura alta… y diamantes en abundancia.
El ganador del Emmy 2019 dijo que apreciaba tener “finalmente una plataforma para usar estas alfombras rojas para expresar de otra forma su creatividad”.
El presentador de la noche, Cedric the Entertainer, conocido por su sofisticada forma de vestir, no defraudó en la alfombra, con un traje turquesa brillante con solapas y detalles negros.

El ganador a mejor actor de comedia por “Ted Lasso”, Jason Sudeikis, también se decantó por un traje azul: un esmoquin de terciopelo de Tom Ford con solapas anchas y una pajarita de gran tamaño.

Y el doblemente nominado Kenan Thompson eligió un esmoquin rosa.

Pero el premio al accesorio más elegante fue para el coprotagonista de Thompson en “Saturday Night Live”, Bowen Yang, quien lució unos tacones de plataforma plateados. /AFP

Notas Relacionadas