Menor ahogado en Río Manzanares será sepultado en Bonda

Después de 15 días de rigurosos exámenes por parte de médicos forenses, la tarde de ayer en las instalaciones del instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses hizo entrega del cuerpo de Camilo Andrés Palencia de Ávila, el menor de 14  que murió ahogado en el río Manzanares, el pasado 30 de agosto.

Familiares del infante aseguraron que su honras fúnebres se llevarán a cabo los próximos días  en el cementerio del corregimiento de Bonda, zona rural de esta capital, donde será despedido junto a sus amigos y compañeros de colegio.

Cabe recordar que el infante había desaparecido a eso de las 5:00 de la tarde el pasado lunes 30 de agosto, cuando tomó la decisión, en medio de un torrencial aguacero y una creciente, de bañarse junto a un grupo de amigos en el río Manzanares a la altura del barrio Nueva Mansión.

Tras su desaparición, sus familiares, amigos y vecinos iniciaron la búsqueda en el sector, sin embargo, no lograron dar con el cuerpo, dando aviso a las autoridades que junto a los organismos de socorro y un grupo de allegados conformado por su padre, fue hallado días después.

La incertidumbre y las esperanzas de sus familiares de encontrarlo con vida terminaron el 6 de septiembre, luego que el cadáver de Palencia de Ávila, apareció en aguas del mencionado afluente, a la altura del barrio Los Cardonales, al oriente de la ciudad.

El cuerpo sin vida, fue visto por los residentes del sector, quienes de inmediato le dieron aviso a los rescatistas del cuerpo de Bomberos que en ese momento lideraban la búsqueda y lo sacaron del afluente. Una vez recibida la información, se trasladaron hasta lugar y después de verificar la situación dieron aviso a la Policía Judicial que realizaron la inspección y levantamiento del cadáver.

Notas Relacionadas