Sicarios mataron a ‘Tico Tico’

Después de cumplirse la medida que prohíbe los días 22 de cada mes la circulación de motos con parrillero, los sicarios volvieron a salir para hacer de las suyas en la capital del Magdalena, a plena luz del día y ante la mirada de decenas de personas.

Sin importar la presencia de niños, jóvenes y adultos, además del alto flujo vehicular, dos individuos en moto burlando la prohibición de parrillero hombre, acabaron con la vida de un hombre que durante varios años laboró en un taller de motos.

El hecho de sangre se registró en la tarde de ayer sobre la calle 30 con carrera 19 del barrio La Ciudadela 29 de Julio, a pocos metros del reconocido estadero ‘Donde Toto’, cuando la víctima, identificada como Jesús Alberto Julio Hernández, popularmente conocido como ‘Tico Tico’ se disponía a llegar a su lugar de trabajo.

Versiones recopiladas en el lugar de los hechos por esta casa periodística dan cuenta que, el sicario que hacía las veces de parrillero desenfundó un arma de fuego, llamó por su apodo a la víctima y aunque esta intentó correr para poner su vida a salvo, la persiguió y le propinó cuatro balazos.

‘Tico Tico’ de inmediato cayó al pavimento y quedó tendido boca abajo en medio de un charco de sangre, sin embargo sus amigos y allegados no dudaron en socorrerlo y llevarlo hasta la sala de urgencias del centro de salud IPC La Candelaria del barrio María Eugenia, en donde ingresó sin signos vitales.

Durante el ataque, una segunda persona, que según testigos no tuvo nada que ver con el hecho de sangre, resultó herida. La Policía Metropolitana lo identificó como José Manuel Ortega Luna, quien se encontraba en un establecimiento comercial del sector y fue alcanzado por una bala pérdida.

Del afectado se supo que fue auxiliado y llevado hasta la sala de urgencias de la clínica Bahía. Allí, los médicos especialistas de turno informaron que ingresó con un proyectil a la altura del abdomen, por lo cual fue sometido a una intervención quirúrgica y quedó bajo estricta observación de los galenos.

En cuanto a los responsables, las personas que presenciaron el ataque sicarial que una vez el desconocido sicario logró su cometido, abordó una moto que lo esperaba a pocos metros y se dio a la huida con dirección al barrio La Ciudadela 29 de Julio. Después de 15 minutos de los hechos llegaron uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrante.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín de la Policía, se trasladaron hasta el centro de salud de María Eugenia y adelantaron la inspección técnica del cadáver. Tras culminar los actos urgentes, condujeron el cuerpo hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en donde le será practicada la necropsia.

Notas Relacionadas