Dos policías muertos en nuevo atentado terrorista

534

Manuel Galvis Contreras y Ferney Alexander Posada, murieron en un tercer atentado terrorista ocurrido en la estación de Policía de Santa Rosa, sur de Bolívar.

 

En el municipio de Soledad, tras el segundo atentado durante el fin de semana, las autoridades reportaron cinco policías heridos, y dos civiles, quienes son atendidos en centros asistenciales. El sábado, otro ataque con explosivos contra la comisaría del barrio San José, en Barranquilla, dejó cinco policías muertos y 42 lesionados.

 

Las escenas similares a una imagen de guerra de los 90 aún continúan en la mente de los uniformados de la Policía Nacional que resultaron con lesiones menores después del atentado a la estación de Barranquilla, en donde murieron cinco hombres de la institución y 42 quedaron malheridos.

Los responsables de esta tragedia, no contentos con su primer accionar, decidieron lanzar otro artefacto explosivo en el Comando de Acción Inmediata, CAI, de Santa Rosa, en el sur de Bolívar, dejando como saldo dos policías caídos y un lesionado. Se trató del intendente Manuel Guillermo Galvis Contreras y el patrullero Ferney Alexander Posada Chavarría. El herido, responde al nombre de Rosemberg Rivas Mosquera.

De acuerdo a la información suministrada por las autoridades, el ataque fue la noche del sábado, a las 11:50 y al parecer los terroristas lanzaron una granada en un lote baldío que está contiguo a la estación. El gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, calificó el atentado de “infame y vil”. “Los violentos vuelven a atacar. Infame y vil ataque contra nuestra Policía en Santa Rosa del Sur. Bolívar llora la muerte de dos héroes policías. Pedimos justicia y pronta captura a estos bandidos miserables”, afirmó el gobernador en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, la Defensoría del Pueblo afirmó que este atentado y el ocurrido contra una estación policial del municipio de Soledad, en el área Metropolitana de Barranquilla, que dejó cinco heridos son “una abierta violación contra los derechos humanos”.

“¿Hasta cuándo nos vamos a seguir matando los colombianos?”, agregó ese organismo en un mensaje difundido en sus redes sociales.

 

ATAQUE A ESTACIÓN DE SOLEDAD 2000

El accionar terrorista contra la Policía durante el fin de semana en el país tras dos perpetrados el sábado y ayer domingo en Barranquilla y Soledad respectivamente, suman ya siete los uniformados muertos y más de 45 heridos.

El de Soledad 2000 ocurrió a las 4:00 de la madrugada de ayer, en la parte externa de las instalaciones del CAI, el cual está localizado en la calle 44 con carrera 11. En el hecho resultaron heridos el subteniente Sergio Alexander Solano Rueda, el intendente Fabián Alejandro Henao, y los patrulleros Wilfrido Monterrosa Martínez, Víctor Hugo Villa Orozco, Brayan Javier Redondo González.

Dos civiles, identificados como Luis Alfonso Flórez Arboleda, y José María Barraza Jaraba, también resultaron heridos. De acuerdo a la versión de testigos, los residentes del sector se despertaron desesperados con el fuerte sonido de la explosión. Estos salieron para ver qué ocurría y se encontraron con la escena impactante.

Por la explosión, parte del CAI quedó destruido. La Policía y el Cuerpo de Bomberos tuvieron acordonado el sitio, mientras que el Helicóptero Halcón sobrevolaba los barrios aledaños y varios motorizados patrullaban la zona, en busca de los responsables.

 

El segundo atentado se registró la madrugada del domingo en el CAI de Soledad 2000.

 

DICTAMEN MÉDICO DE LOS HERIDOS

En la Clínica de la Policía se encuentran el subteniente Sergio Alexander Solano Rueda, quien es el comandante del CAI Granabastos y registra problemas auditivos; el patrullero Wilfrido Monterrosa Martínez, de 35 años, conductor del comandante de vigilancia, con problemas auditivos; el intendente Fabián Alejandro Henao, de 40 años, con problemas auditivos.

Así mismo, el patrullero Víctor Hugo Villa Orozco, de 27, encargado de la información en la estación de Soledad 2000, también con problemas auditivos; y el patrullero Bryan Javier Redondo González, de 28, conductor del CAI, con problemas auditivos.

De igual manera, en la Clínica Oriental, se encuentran los civiles Luis Alfonso Flórez Arboleda, de 58, y José María Barraza Jaraba, quienes estaban en ese momento en la estación. Ambos tienen lesiones menores.

 

DOS ATENTADOS EN ATLÁNTICO TIENEN RELACIÓN

El Comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Mariano Botero Coy, dijo ayer en conferencia de prensa que el artefacto explotado en el CAI del barrio Soledad 2000 tiene relación con el activado este sábado en la estación de Policía de San José, que dejó un saldo de 5 policías muertos y 42 heridos.

“Al parecer este elemento tiene relación con el que explotó el día de ayer – refiriéndose al sábado – en la estación de Policía del barrio San José. Al parecer fueron instalados de manera simultánea”, dijo.

Según Botero Coy, la hipótesis que se maneja es que las dos granadas “iban a hacer activadas de manera sincronizada”. Las dos explosiones ocurrieron en menos de 24 horas.

El alto oficial detalló que las características de estos explosivos es que no tienen “contenedor por lo que su afectación es mucho mayor”, ya que la onda explosiva es mucho más fuerte.

“Hacemos un llamado a la comunidad de que esto no es contra de la Policía, es en contra de una comunidad, por eso les pedimos su colaboración si ven movimientos extraños en la zona”, aseveró.

Agregó que desde ayer instalaron las unidades antiexplosivos en todas las estaciones de Policía.

 

SUPUESTO COMUNICADO DEL ELN

Las autoridades se encuentran investigando la veracidad de un comunicado del Frente de Guerra Urbano Nacional del ELN, sobre el atentado a la Estación San José de la Policía, que dejó 5 muertos y 42 heridos.

El oficio circuló en horas de la tarde de ayer y este aseguró que “no hay un día en el que no ocurra un atentado contra la dignidad y la vida de los habitantes de la llamada “capital de vida” y de las ciudades de Colombia, por parte de la fuerza pública, demostrando que su función es defender los intereses de los ricos y poderosos”.

Además señaló que “el Gobierno Nacional se rehúsa a dar respuestas a las necesidades de la población, e inventa excusas para no garantizar sus derechos y usa a la fuerza pública para reprimir al pueblo que se cansa de aguantar y pelea por su sobrevivencia y dignidad.

En respuesta a este panorama y comprometido con los pobres de Colombia, el Frente de Guerra Urbano Nacional, del ELN en ejercicio legítimo del derecho a la rebelión, realizó la siguiente acción militar: a las 6:40 AM de hoy 27 de enero – hablando del sábado – se atacaron fuerzas policiales de la estación San José, en el sur de Barranquilla, capital del departamento del Atlántico. Resultados: 5 policías muertos y 43 más heridos. Fuerza guerrillera sin novedades”.

El supuesto comunicado concluyó diciendo que “como ELN, persistimos con la misma determinación, en la solución política al conflicto social y armado que vive el pueblo colombiano, en un diálogo de Paz que atienda las voces de los más necesitados y excluidos”.

El documento está firmado como “Frente De Guerra Urbano Nacional, comandante en jefe, Camilo Torres Restrepo. ¡Colombia para los trabajadores! ¡Ni un paso atrás, liberación o muerte!”.

También podría gustarte