“Bryan no recuerda qué pasó”: abogado

El único sobreviviente de esta tragedia permanece con custodia de uniformados de la Policía Metropolitana tras ser considerado un testigo ‘clave’ para el avance de las investigaciones contra Enrique Vives Caballero.

Ricardo Robles, apoderado de la familia del menor Bryan José Añez, decidió dejar el hermetismo a un lado y romper su silencio.

El abogado reconoció en la mañana de ayer que el infante fue dado de alta hace aproximadamente tres días de la clínica Cehoca, centro asistencial a donde fue remitido desde la clínica Bahía. El abogado se había empecinado en negarle a la prensa tal hecho por motivos que se desconocen, pero además trató de irresponsable a los medios por informar la verdad, circunstancias que ahora acepta y da como cierto, lo cual ahora sí deja muchas dudas el actuar del abogado frente a la prensa.

En compañía del padre del niño, Carlos Añez, el abogado recalcó que gracias a Dios fue el único sobreviviente del trágico accidente que también involucró y protagonizó el empresario Enrique Vives Caballero, además señaló que el centro clínico le ordenó su salida con pronóstico reservado.

Y fue precisamente este hecho el que informaron los medios, el que afortunadamente el menor había entrado en una franca recuperación y los médicos tratantes habían optado por enviarlo a casa. Tal hecho el abogado se empecino en negarlo, pero además, de formularle cuestionamientos a la prensa, cuestionamientos que hoy se le revierten, por cuanto ha aceptado que mintió.

ESTÁ MEJOR 

 “Su mejoría ha sido positiva, pero era totalmente prudente manejar este tema totalmente hermético porque es algo muy difícil”, puntualizó el abogado Ricardo Robles, sin profundizar en las razones del hermetismo, precisamente cuando alrededor de esta tragedia lo que ha habido es una enorme solidaridad con las víctimas.

Así mismo, sostuvo que el menor no tiene conocimiento de lo que ocurrió en la madrugada del lunes 13 de septiembre y por lo tanto deberá llevar un proceso con psicólogos.

“Hay que llevarlo a un punto en que ya se le pueda decir la verdad, pero hay que agradecer porque el niño ya está bien. Ahora la familia quiere tranquilidad; Bryan se encuentra bien, goza de tranquilidad y eso es lo que le queremos garantizar. La salud de él está por encima de todo y por eso decidimos manejar con hermetismo esta situación”, agregó el abogado Robles.

Entre tanto, Carlos Añez, agradeció la asistencia que le brindaron los médicos especialistas de la clínica Cehoca a su hijo durante los 10 días que estuvo recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos.

“Mi hijo se está recuperando al 100 % y esto es algo que me llena de muchas esperanzas y fuerza de ver nuevamente a mí hijo fortalecido; quisiera prudencia hasta que tenga mejoría en totalidad. Mi hijo apenas despertó me reconoció no me dijo nada porque no podía hablar”, manifestó Añez.

Finalmente, el apoderado y el progenitor de Bryan indicaron que la familia Vives Caballero no ha hecho lo posible por tener un acercamiento con ellos. “Ahorita me siento tranquilo porque lo más importante es la salud de mi hijo, cuando él mejore les daré otra información”, afirmó.

 

Noticia en desarrollo…

Notas Relacionadas