Sicarios se equivocaron y mataron a la niña: Policía

2.333

Tras el reciente hecho sicarial registrado en perímetro urbano del municipio de Ciénaga, Magdalena,  en el que una bala perdida le robó la vida a una menor de 11 años de edad y dejó gravemente herido a un joven de 21 años, las autoridades confirmaron que mantienen la recompensa de $20 millones para quien suministre información que conduzca a la captura de los sicarios que perpetraron el hecho de sangre que ha causado conmoción entre los habitantes de la localidad, quienes hicieron un llamado a las autoridades locales ante la ola de inseguridad y criminalidad que se viene presentando.

Un investigador judicial explicó que todo lo relacionado con el caso es materia de investigación para las autoridades quienes adelantan los trabajos investigativos, “Ninguna hipótesis puede estar descartada, pero estaríamos hablando de una posible equivocación, sin embargo esto lo dirá el rumbo de la investigación”.

De acuerdo a la información entregada por los residentes de la zona, al parecer el atentado no iba dirigido contra las víctimas, y que supuestamente se trataría de una confusión con otro hombre muy parecido, del mismo color, estatura y forma de vestir, pero un poco más robusto en su contextura, que también estuvo en el lugar minutos antes del hecho.

HUBO UNA CONFUSIÓN 

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Jesús De Los Reyes, se pronunció ante la acción criminal asegurando que hubo una confusión ya que el atentado iba dirigido contra otro integrante de la familia más no hacia Elián Antequera Charris, como consecuencia de un problema que se suscitó en un estadero el fin de semana pasado en  esa localidad.

“Las primeras informaciones recopiladas en el lugar de los hechos por nuestros investigadores de la Policía establecen que el sicario al percatarse de la similitud de los rasgos físicos del hombre que estaba allí con el que realmente era su objetivo, sacó su arma de fuego y lo tiroteó. Este atentado se deriva a raíz de un problema que tuvo la persona a quien iban asesinar con varios sujetos dentro de un establecimiento público del municipio”, indicó el oficial.

MANTIENEN RECOMPENSA 

De igual modo, el comandante de la Metropolitana aseguró que en articulación con la Alcaldía Municipal se ofreció una recompensa de 20 millones de pesos, la cual se mantiene vigente para la persona que suministre información clave que permita dar con la ubicación de los individuos que perpetraron en el crimen y huyeron del lugar con rumbo no identificado, “Ahora más que nunca necesitamos la colaboración de la comunidad cienaguera para arrestar de manera vertiginosa a los individuos que perpetraron este crimen que nos duele en el alma por tratarse de una menor que apenas iniciaba la vida”, acotó el comandante.

ASÍ FUE EL CASO 

La infante fue identificada por las autoridades de la Policía Metropolitana de Santa Marta como Geraldine Gómez Pérez, mientras que el lesionado fue reportado como Elián Antequera Charris, de 21 años, quien presenta una herida a la altura del abdomen.

Los investigadores que se desplazaron hasta la escena del crimen, señalaron que la niña de 11 años se hallaba dentro de la vivienda observando la televisión en compañía sus familiares, entre ellos con Antequera Charris de 21 años de edad, quien se debate entre la vida y la muerte en un centro asistencial de ese municipio.

“Dos sujetos llegaron en busca de otra persona que no se encontraba en el sitio. Sin embargo, atacaron a otro quizás por similitudes en sus rasgos físicos, uno de estos impactos da contra la humanidad de una menor” dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

Pese a que Gómez Pérez, quien intentó salvaguardar su vida, fue alcanzada por una bala perdida que le ocasionó una herida en la cabeza, y aunque alcanzó a ser auxiliada por sus familiares hacia la Policlínica de Ciénaga, los médicos nada pudieron hacer para salvarla por cuanto ingresó sin signos vitales.

HERIDO SE RECUPERA 

Sobre el estado de salud del afectado, se conoció que permanece bajo estricta observación de los especialistas tras ser remitido a una clínica de mayor complejidad en Santa Marta, debido a que presenta una herida de bala que le impactó el corazón. “Este muchacho lo mantenemos conectados a varios aparatos de alta tecnología que nos permiten conocer su estado de salud y por ello estamos a la espera de la manera en que se vaya presentando su evolución”, dijeron en su momento los especialistas que lo atendieron.

El cuerpo fue llevado a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Ciénaga, a cargo de personal de Policía Nacional, donde le practicaron la necropsia de rigor y fue retirado por sus familiares que le dieron el último adiós en las últimas horas de ayer, al tiempo que exigían a las autoridades dar con los responsables de la muerte de la pequeña a causa de una bala perdida.

Luego del sepelio de la menor, un grupo de personas, allegados y demás integrantes de la comunidad cienaguera salieron a las calles y presuntamente alteraron el orden público, luego de llegar hasta las instalaciones del comando de la Policía, se volaron las barandas de seguridad e ingresaron en protesta al incremento de hechos violentos y la muerte de la pequeña.

La protesta fue controlada por patrullas de la Policía quienes además, se encuentran apoyando al Cuerpo Técnico de Investigaciones con trabajos de inteligencia en el vecindario, para dar con la captura de los implicados en este homicidio.

Notas Relacionadas