Comerciantes denuncian una ‘escombrera pública’

Algunas personas que se dedican al rebusque botando desechos irrespetan las normas mínimas de convivencia y no les importa contaminar cualquier lugar.

El sector comercial ubicado sobre la Carrera 11 contiguo al Mercado Público denunció que la esquina de la calle 9 se está convirtiendo en una ‘escombrera pública’ la cual contamina ese sector de Santa Marta.

Coinciden los denunciantes en que el andén que colinda con la IED Normal Superior María Auxiliadora está invadido de escombros, retazos de madera, aserrín, ramas y otros inservibles que generan un foco de contaminación en la zona.

La situación es preocupante porque algunas personas que vienen desde otros sitios cercanos están creyendo que ese punto es un basurero y no les importa traer sus desechos para dejarlos allí. “Es muy triste ver la falta de cultura ciudadana y de sentido común por parte de ciertas personas que llegan con sus carretillas y evacúan sus desperdicios como si nada. Nosotros estamos realmente muy indignados con esta contaminación tanto visual como ambiental. No hay derecho”, dijo uno de los comerciantes.

Lo que sucede en este punto tan transitado de Santa Marta, recordemos que la Carrera 11 es la ruta hacia Taganga, es consecuencia de la indolencia, irrespeto y las conductas inapropiadas de ciertas personas que se dedican al rebusque ofreciendo el servicio de botar escombros o la poda de ramas y por el facilismo los tiran en cualquier lugar.

Pareciera que para estas personas no existieran las normas mínimas de convivencia ni de cuidado a las zonas peatonales ya que con su actuar irrespetan el buen vivir. Una montaña de desechos en una zona comercial o escolar deteriora la imagen del entorno y lo que es peor se convierte en foco de contaminación ya que atrae a los animales que buscan la forma de cómo alimentarse.

Por su parte otros comerciantes hicieron un llamado a la gerencia de la empresa Interaseo S.A. para que evalúe la posibilidad de instalar un contenedor en algún punto estratégico de ese sector, pero además se pueda sancionar a través de un comparendo ambiental a quienes sean sorprendidos con acciones contrarias a la adecuada disposición final de los desechos.

Recordaron aquel viejo refrán popular que dice “una ciudad limpia no es aquella que más se barre sino la que se ensucia menos”. Y Santa Marta por ser una ciudad que atrae a tantos turistas merece estar aseada, reluciente, atractiva, con sus calles, avenidas, parques y lugares públicos siempre agradables.

Notas Relacionadas