Murió otra manatí Amazónica, una especie vulnerable por reducción de su hábitat

Tras un año y seis meses de proceso de rehabilitación, la manatí amazónica bautizada como ‘Lluvia’ murió en las últimas horas, según informó la Fundación Omacha. Esta especie esta categoría Vulnerable de amenaza debido a la disminución de sus poblaciones, en especial la caza para consumo y la comercialización de las crías.

Actualmente, el equipo médico veterinario de la Fundación Omacha se encuentra evaluando las posibles causas de su muerte, con la asesoría de los expertos internacionales que han acompañado este procedimiento.

Las organizaciones ambientales reafirmaron que la única forma de conservar la fauna silvestre es mantenerla en su hábitat natural. “Lastimosamente, rehabilitaciones, como la de Lluvia, tienen un alto riesgo de fracaso por su nivel de complejidad, y aunque se aúnan esfuerzos entre las autoridades ambientales, las ONG y la comunidad, solamente se logra conservar una especie y el ecosistema, manteniendo la fauna silvestre en su hábitat natural”, expresó Luis Alexander Mejía Bustos, director general de Corpoamazonia.

“Esperamos que Lluvia se convierta en un símbolo de conservación. Seguiremos llevando el mensaje de concienciación a las comunidades, para lograr aprender a vivir en armonía con cada una de las especies que habitan en el planeta”, señaló por su parte, Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha.

Los manatíes son mamíferos considerados especies “sombrilla”, debido a las funciones desempeñadas en los cuerpos de agua que habitan. Regulan los ciclos de nutrientes, mantienen la profundidad y calidad de los ríos y lagunas al controlar la proliferación de plantas acuáticas, porque consumen entre el 8% y 10% de su peso al día. Al conservar a estos mamíferos, se garantiza un ecosistema saludable.

BOGOTÁ (Colprensa).

Notas Relacionadas