Hoy eligen al sucesor de la ‘Dama de Hierro’

42

Después de permanecer al margen de la campaña, en el último mes la llamada ´Dama de hierro´ Ángela Merkel no ha escatimado esfuerzos en apoyar a Laschet, un político poco popular de 60 años que ha dado numerosos pasos en falso.

El sábado, le acompañará para el cierre de campaña en el feudo del candidato, en la ciudad de Aquisgrán, cerca de la frontera con Bélgica.

Ayer Merkel también cargó contra el candidato del SPD, advirtiendo contra el escenario de una victoria del socialdemócrata Olaf Scholz, que lidera las encuestas.

“¿Se imaginan un gobierno rojo-rojo-verde?”, dijo a los representantes de la CDU y la CSU, reunidos en la mayor ciudad de Baviera (sur) para este último encuentro de campaña.

Por su parte, Scholz abogó  por una “renovación”  y “un cambio de gobierno” durante su último gran mitin de campaña en Colonia (oeste).

“Necesitamos una renovación para Alemania. Necesitamos un cambio de gobierno y queremos  un gobierno dirigido por el SPD”, clamó el socialdemócrata, ministro de Finanzas y vicecanciller del gobierno saliente, que cerrará su campaña en Potsdam, donde aspira a lograr un escaño de diputado.

De su lado, la candidata ecologista, Annalena Baerbock, se sumó el viernes a la manifestación por el clima organizada en Colonia, antes de su último mitin en Düsseldorf.

Los sondeos anticipan unos resultados muy ajustados el domingo entre los socialdemócratas, con un 25% en intención de voto, y los conservadores (CDU/CSU), que subieron al 23% en la última encuesta de Civey, divulgada el jueves.

Los Verdes, tras una campaña considerada decepcionante, aparecen en la encuesta con un 15% en intención de voto, por delante del partido liberal (12%).

En sus programas electorales, los tres candidatos convirtieron la protección del planeta en una de las grandes prioridades para los cuatro próximos años y se comprometieron a limitar el calentamiento global a 1,5 ºC.

Pero los medios para lograrlos varían entre unos y otros. Mientras la izquierda apuesta por una intervención del Estado, la derecha prefiere una acción más importante del sector privado.

Al reaccionar ante las peticiones de los ambientalistas, Laschet señaló que Alemania “debe seguir teniendo una fuerte industria automotriz, una industria del acero, una industria química en 20 años”.

“No se beneficia el clima si las compañías se relocalizan, pues producirán en otras partes en peores condiciones ambientales”, añadió.

Ayer miles de defensores del clima, movilizados por la activista sueca Greta Thunberg, se manifestaron en Alemania para presionar a los candidatos y exigir acciones decisivas contra el calentamiento global.

“Los partidos políticos no hacen lo suficiente” para luchar contra el cambio climático, lanzó Thunberg en un discurso ante miles de personas reunidas ante el Reichstag de Berlín, sede del Parlamento alemán./AFP 

Notas Relacionadas