Buscan reducir altos índices de los embarazos en adolescentes

Por:
Katheryn Santamaria  

Del 20 al 24 de este mes se realizó la Semana de Prevención al Embarazo adolescente denominada a nivel nacional ‘La Semana Andina’ por parte del Ministerio de Salud.

En Santa Marta, la Secretaría de la Mujer y Equidad de Género Distrital, para conmemorar esta fecha, realizó un ciclo de conversatorios en diversos temas para que los y las adolescentes disfruten de una vida sexual responsable, prevengan enfermedades de transmisión sexual y tengan una educación sexual oportuna.

“Queremos visibilizar aún más esta conmemoración, que tiene como objetivo primordial reducir las estadísticas de embarazos en adolescentes; en Santa Marta ese reto sigue vigente y se trabaja de manera interinstitucional por directriz de la alcaldesa Virna Johnson”, dijo la secretaria de la Mujer y Equidad de Género Distrital, Carlina Sánchez.

ALTAS CIFRAS 

En 2018 por ejemplo, en el país se registraron un total de 5.442 nacimientos en niñas de 10 a 14 años y 123.223 en adolescentes de 15 a 19. Estas alarmantes cifras sobre fecundidad de niñas y adolescentes suponen un reto significativo para el Estado, la sociedad y la familia en cuanto a la garantía de los derechos de esta población.

Tener relaciones sexuales con menores de 14 años es considerado un delito por la legislación colombiana; sin embargo, la violencia sexual y las uniones tempranas son dos de los principales determinantes del embarazo en la infancia. Sumado a lo anterior, persisten las necesidades insatisfechas de métodos anticonceptivos en adolescentes de 15 a 19 años unidas (19%) y no unidas (17%), un limitado acceso a información, a servicios de salud sexual y reproductiva, así como a programas de Educación Integral para la Sexualidad – EIS -.

Cabe mencionar, que se realizaron actividades en articulación con las secretarías de Educación y Salud. “Está población no está preparada física ni psicológicamente para la crianza de un hijo, debido a que también están en proceso de formación, por ende, queremos ver mujeres adolescentes construyendo el futuro que anhelen”, agregó Sánchez.

SE REDUJERON LOS EMBARAZOS EN ADOLESCENTE 

El Ministerio de Salud y Protección Social reporta que en Colombia la tasa de embarazo en mujeres adolescentes se redujo en un porcentaje significativo.

De acuerdo con los reportes del Grupo de Convivencia Social y Ciudadanía del Ministerio de Salud y Protección Social, en Colombia la tasa de embarazo adolescente se redujo en 4,17 puntos entre 2019 y 2020. Esto quiere decir que en los indicadores se pasó de 57,95 nacimientos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años en 2019, a 53,78 nacimientos por cada 1.000 mujeres del mismo rango de edad en el 2020.

Por regiones, Bogotá, Atlántico, Cundinamarca, Bolívar, Valle del Cauca, Nariño, Magdalena y Sucre son las que mejores indicadores registraron en esta materia; mientras que Putumayo, Quindío, Chocó y Meta reportaron más partos en este rango de edad en 2020, en este sentido se resalta que es necesario garantizar el acceso efectivo y de calidad en la atención en salud diferenciada para adolescentes a cargo de las EPS y su red de prestación de servicios.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE PREVENIR LOS EMBARAZOS EN ADOLESCENTES? 

La red Alianza por la Niñez explicó por qué se debe prestar mayor atención a esta situación social que perjudica a las mujeres jóvenes.

La primera preocupación se centra en la salud de la madre y el feto. Según la Alianza por la Niñez son varios los casos en que la gestante y el bebé presentan afectaciones físicas y mentales.

De acuerdo con la red colombiana, la segunda razón es que los embarazos en adolescentes “provocan discontinuidades en las trayectorias educativas, a veces agravados por la expulsión del sistema educativo a consecuencia del juicio moral”.

La tercera preocupación es que el embarazo a temprana edad limita las opciones de ejercer un trabajo profesional y formal con una remuneración adecuada y de calidad.

Otra preocupación principal es que esta situación se presenta en parejas que no son estables o en situaciones en que el hombre y la mujer no cumplen con un tipo de relación. Por esta razón, “la crianza termina a cargo de las mujeres y sus familias de origen”.

Por otro lado, cabe resaltar que los embarazos en adolescentes también se presentan por violaciones o abusos sexuales por parte de hombres adultos. Casos que son más repetitivos en niñas menores de 15 años.

Por último, otra de las razones que explica la Alianza por la Niñez, para prevenir los embarazos en adolescentes, es que “además de aumentar la relación de dependencia económica, refuerza el papel doméstico de las mujeres”.

Notas Relacionadas