Obesidad puede provocar el agotamiento de las células madre

Un grupo de investigadores de la Universidad Médica y Dental de Tokio (TMDU), en Japón, utilizó experimentos con modelos de ratón para examinar cómo una dieta rica en grasas o la obesidad inducida genéticamente pueden afectar al adelgazamiento y la caída del cabello y ha descubierto que la obesidad puede provocar el agotamiento de las células madre del folículo piloso (CMFP) a través de la inducción de determinadas señales inflamatorias, lo que bloquea la regeneración del folículo piloso y, en última instancia, provoca su pérdida, según publican en la revista ‘Nature’.

Normalmente, las CMFP se autorrenuevan en cada ciclo del folículo piloso. Esto forma parte del proceso que permite que nuestro cabello vuelva a crecer continuamente. A medida que el ser humano envejece, no consiguen autorrenovarse, lo que da lugar a un menor número y, por tanto, a un adelgazamiento del cabello. Aunque las personas con sobrepeso tienen un mayor riesgo de sufrir alopecia androgénica, se desconoce en gran medida si la obesidad acelera el adelgazamiento del cabello, cómo y los mecanismos moleculares. El grupo de la TMDU se propuso abordar estas cuestiones e identificar algunos de los mecanismos.

“La alimentación con una dieta alta en grasas acelera el adelgazamiento del cabello al agotar las HFSC que reponen las células maduras que hacen crecer el pelo, especialmente en los ratones viejos –afirma el autor principal del estudio, Hironobu Morinaga–. Comparamos la expresión génica de las CMFP entre los ratones alimentados con HFD y los alimentados con una dieta estándar y rastreamos el destino de esas células madre tras su activación. Descubrimos que las de los ratones obesos alimentados con HFD cambian su destino hacia los corneocitos de la superficie de la piel o los sebocitos que secretan sebo tras su activación”.

“Esos ratones muestran una pérdida de pelo más rápida y unos folículos pilosos más pequeños junto con el agotamiento de las CMFP –añade–. Incluso con la alimentación con HFD en cuatro días consecutivos, las CMFP muestran un mayor estrés oxidativo y los signos de diferenciación epidérmica”.

Emi K. Nishimura, autora principal, explica que “la expresión génica en las CMFP de los ratones alimentados con alto contenido en grasas indicó la activación de la señalización de citoquinas inflamatorias dentro de las células madre. Las señales inflamatorias en las CMFP reprimen notablemente la señalización de Sonic hedgehog, que desempeña un papel crucial en la regeneración de los folículos pilosos en las CMFP”.

Los investigadores confirmaron que la activación de la vía de señalización Sonic hedgehog en este proceso puede rescatar el agotamiento de las CMFP. “Esto podría evitar la pérdida de cabello provocada por la dieta alta en grasas”, añade Nishimura.

Este estudio aporta nuevos e interesantes conocimientos sobre los cambios específicos del destino celular y la disfunción tisular que pueden producirse tras una dieta alta en grasas o una obesidad inducida genéticamente, y puede abrir la puerta a la prevención y el tratamiento futuros del adelgazamiento del cabello, así como a la comprensión de las enfermedades relacionadas con la obesidad.

/Colprensa

Notas Relacionadas