Indígenas guajiros atacaron e hirieron a palo a 40 koguis

5.137

Con temor y zozobra permanecen los indígenas Kogui de la Sierra Nevada de Santa Marta, luego que 40 de ellos resultaran heridos tras los ataques sistemáticos de los que han venido siendo víctimas por parte de miembros de la Organización Gonawindua Tayrona, provenientes del departamento de La Guajira.

De acuerdo con la información conocida, los actos de violencia se vienen registrando desde el pasado 23 de septiembre,  después que 100 integrantes de ese grupo llegaran al resguardo indígena San Antonio, ubicado en área rural del corregimiento de Palmor, jurisdicción del municipio de Ciénaga, Magdalena, parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta con el fin de verificar unos acuerdos de no agresión establecidos entre los gobernadores kogui del Magdalena, Atanasio Moscote, y el de La Guajira y Cesar, Arregocés Conchacala.

Esta situación desató una fuerte riña en la que con palos, piedras y todo tipos de elementos contundentes, los Gonawindua  le causaron lesiones a los integrantes de la etnia Kogui.

“Hay cuatro indígenas que están en delicado estado de salud por cuenta de los golpes que han sufrido. Sino los atienden rápidamente, probablemente morirán”, indica un comunicado de la Asociación de Autoridades Tradicionales del Magdalena Nuñkuawinmaku.

El oficio de la denuncia realizada por el Gobernador Kogui Atanacio Moscote  indica que “ los kogui, seguidores del gobernador Arregocés Conchacala, han estado persiguiendo y capturando a todos los miembros pertenecientes a la asociación de autoridades tradicionales Kogui del Magdalena – Muñkuawinmaku, quien yo represento, para que todos se vuelvan a la organización Gonawindua”, dice el texto.

Así mismo señala que “han torturado a muchos miembros de la asociación de autoridades, mucho gravemente heridos por los golpes con mucha probabilidad de muerte”.

Por ello, el líder indígena solicitó la presencia en el lugar de la Procuraduría, Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Ejército y Policía con el fin de que se pueda retomar el control ante de que la situación se salga de las manos.

“Por todas estas acciones de violencia presentadas de manera reiterada y continua solicitamos de manera urgente la intervención de las instituciones y del Gobierno Nacional antes de que la situación de empeore“, precisa.

DOS DOCENTES RETENIDOS  

Se conoció que docentes indígenas Antonio Nuevita de la sede Tunañgaxa, y José Fernando Gil,  de la sede Gunguldaxa del Centro Educativo Rural Kogui Jukulduwe de la vereda Cherua, corregimiento de Palmor Sierra Nevada, permanecen retenidos de manera ilegal por lo que se solicitó a los entes de control investigador estos hechos pues existe de manera evidente vulneración de derechos contra los maestros.

“Les han vulnerado sus derechos a la libertad, al ser retenidos en contra de  su voluntad, por parte de personas desconocidas, al parecer de otras comunidades del mismo sector del macizo montañoso”, indica la denuncia.

 

 

Notas Relacionadas