Santos suspende dialogo con el Eln

269

Suspendidas quedaron las negociaciones con el Eln en Quito, anunció este lunes el presidente Juan Manuel Santos.

“He tomado la decisión de suspender la instalación del quinto ciclo de conversaciones que estaba prevista para los próximos días, hasta que no vea coherencia en el Eln entre sus palabras y sus acciones”, dijo Santos en La Palma, Cundinamarca, durante la entrega de 78 hectáreas de tierras restituidas.

Los diálogos de paz con el Eln quedaron en jaque luego de los atentados guerrilleros que el fin de semana dejaron siete policías muertos y docenas más heridos.

Los diálogos con el Eln están en suspenso desde el 10 de enero, cuando los guerrilleros iniciaron una ofensiva contra la Fuerza Pública y la infraestructura petrolera.

La avanzada ocurrió después de que finalizara la primera tregua bilateral y cuando estaba previsto que comenzara la quinta ronda de conversaciones en Quito.

Santos, que dejará el poder en agosto tras dos periodos de cuatro años, llamó a consultas a Bell para definir el porvenir de las pláticas.

Su Gobierno respondió a la avanzada guerrillera con una ofensiva militar que deja al menos una docena de muertes y capturas.

No obstante, ambas partes se han mostrado dispuestos a continuar las charlas y pactar un nuevo cese al fuego.

“Realmente el escenario es muy negativo para continuar con las negociaciones”, dijo a AFP el analista Camilo Echandía.

Para este profesor de la Universidad Externado de Colombia, las conversaciones están “desgastadas” por una “muy mala” estructuración.

“Este proceso fue inviable en la medida en que la agenda (de seis puntos) era completamente general, implicaba unos cambios que el gobierno no está en capacidad de hacer (y) el Eln no tiene la representatividad necesaria para reclamar estos cambios”, afirmó.

 

RECHAZO GENERALIZADO

 

De inmediato, las reacciones no se hicieron esperar. El candidato presidencial Germán Vargas Lleras declaró que “el Gobierno debe salir de manera inmediata a aclararle al país la información relacionada con la participación del Eln en los atentados de las últimas horas. El país tiene el derecho de saber con quién y en qué condiciones se está negociando”.

Tras señalar que “no puede el Gobierno seguir sometiendo a los colombianos y en especial a sus policías y militares al accionar del Eln”, Vargas Lleras consideró que “queda demostrado con el atentado en Barranquilla que no hay por parte de este grupo armado la más mínima voluntad de paz”.

Vargas Lleras advirtió que “no puede el Gobierno en estas condiciones reanudar las negociaciones con el Eln, debe reaccionar con determinación y autoridad. No puede el país repetir la historia del Caguán”.

Para el senador Iván Duque, precandidato del uribismo en la consulta de la derecha, “no hay nada que negociar con quien solo cree en el terrorismo e irrespeta la dignidad humana. El Gobierno debe acabar inmediatamente con la comedia de la mesa de diálogo de Ecuador. El país que los colombianos anhelan no puede permitir la impunidad”.

El candidato presidencial del Partido Liberal, Humberto de la Calle, dijo que “si se llega a confirmar autoría del Eln habría que suspender la mesa y solo se podría reabrir con garantías claras de que esto va en serio”.

El exgobernador Sergio Fajardo, aspirante presidencial de la Coalición Colombia (conformada por el movimiento Compromiso Ciudadano y los partidos Alianza Verde y Polo Democrático, expuso que “no podemos permitir que la violencia y el terror regresen a las calles de Colombia. Pasemos, de una vez por todas, la página de la violencia”.

A su turno, el presidente del Senado, Efraín Cepeda, del Partido Conservador, sostuvo que “de comprobarse que sea el Eln responsable de este accionar, no solamente es repudiable, es de lo más vil y cobarde que hemos podido ver en un momento histórico en el que la esperanza de pacificar nuestra nación está viva en el corazón de los colombianos”.

Por su parte, el senador Jorge Iván Ospina, presidente de la Alianza Verde, expresó que “Eln o Bacrim o Clan del Golfo, no me importa el nombre, pero quien cometió el atentado terrorista en Barranquilla merece la sanción de toda la Nación y demanda una movilización de toda Colombia, en especial de Barranquilla, condenando”.

El también senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, manifestó que “ningún acto terrorista, como el perpetrado contra los policías en Barranquilla, venga de donde venga, puede ser justificado bajo ninguna consideración”.

Jairo Andrés Rivera, vocero en el Congreso del movimiento Voces de Paz, señaló que “de confirmarse que la guerrilla del Eln es responsable de los atentados en Barranquilla, deben saber que su brutal acto, además de bárbaro e inhumano, es un espaldarazo al discurso de la derecha y un duro golpe a quienes defendemos la paz”.

La avanzada guerrillera coincidió con la inusual explosión el sábado de un coche bomba contra la policía de Ecuador -sede de los diálogos con el Eln- que dejó 28 heridos entre uniformados y civiles.

Sin embargo, el gobierno ecuatoriano señaló que detrás del ataque en una zona costera del país estarían disidentes de las Farc.

 

También podría gustarte