La fuerza pública tiene la capacidad de atacar la arremetida del Eln

273

Sobre el medio día de este lunes el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció que los diálogos con la guerrilla del ELN quedan suspendidos, esto con ocasión a los ataques terroristas registrados durante el fin de semana, donde perdieron la vida siete uniformados de la Policía y 40 más quedaron lesionados.

Una vez conocida dicha determinación por parte del Gobierno, la Fuerza Pública recibió la orden de atacar con contundencia a los militantes del grupo armado ilegal que pretendan atentar contra la integridad de la población civil y contra los mismos uniformados.

Por su parte, el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien ha rechazado los actos terroristas por parte del grupo con quien se adelantaban conversaciones en la ciudad de Quito (Ecuador) confirmó que los ataques obedecen a acciones criminales del Ejército de Liberación Nacional y reiteró que “eso indica que el ELN ha optado por el terror, las Fuerzas Armadas, las Fuerzas Militares y la Policía tienen la instrucción del Presidente Juan Manuel Santos, de mantener la ofensiva, en este mes de enero se han dado duros golpes a nivel de sus cabecillas en distintos lugares, especialmente en el Frente Oriental y vamos a mantener esa ofensiva hasta que el ELN entienda que la lucha armada no es la vía para la política en Colombia”.

A su turno, el director de la Policía, general Jorge Nieto, aseguró que “la ofensiva contra dicha guerrilla continúa y se reforzarán las unidades en las principales ciudades del país”. Pese a que esta acción se venía realizando incluso estando en medio del cese al fuego, esta vez la persecución contra los militantes  no escatimará esfuerzos y será contundente a la hora de perseguir a quienes atenten contra la ciudadanía.

Desde la ciudad de Barranquilla, uno de los lugares donde fueron perpetrados los actos terroristas, el comandante de la Policía Metropolitana de esa ciudad, general Mariano Botero Coy, aseguró que los uniformados de su jurisdicción están en alerta para seguir y adoptar las medidas que indique el jefe de Estado y el ministro de Defensa.  

“Se tiene una hipótesis una vez fue capturado el hombre en el que murieron nuestros policías, se presume que sean del ELN, por tal razón el presidente ha tomado unas determinaciones y estamos preparados para afrontar cualquier ataque que ellos puedan cometer”, dijo el oficial.

El oficial, aseguró que desde el momento en que ocurrió el ilícito, la policía desplegó a lo largo y ancho de la ciudad un dispositivo para mantener la seguridad de la ciudadanía. Por lo que fueron necesarios 1.500 hombres de los cuales 400 se encuentran en zonas de mayor afluencia, como lo son centros comerciales y centros asistenciales.

Botero Cuy confirmó que el pie de fuerza será reforzado también por miembros de las Fuerzas Militares quienes están realizando patrullajes de control y coordinando acciones preventivas.

 

LO QUE SE VIENE PARA LA FUERZA PÚBLICA

Para el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación Ariel Ávila, el reto que tiene la Fuerza Pública de arremeter contra dicho grupo no será difícil debido a que las Fuerzas Militares no han perdido la capacidad de atacar a quien sería su enemigo, sin embargo, lo que si consideró el analista es que el Gobierno debe implementar un ‘plan candado’ de cara a las elecciones presidenciales.

“Las Fuerzas Militares no han perdido ninguna capacidad ni por el proceso ni se han reformado ni nada por el estilo, ellos están en total capacidad de combatir el ELN, sin embargo, lo que yo considero ahora es que deben realizar un plan blindado, un plan candado para las elecciones, pero ellos están en total capacidad, son más de 470.000 hombres de la Fuerza Pública contra 3.000 del ELN”, dijo Ávila.

Para el analista, es posible que un golpe como los dados en años pasados a grandes comandantes de las extintas FARC se pueda registrar, sin embargo, la estratégica ubicación que manejan no permitiría acertar a uno de esos objetivos.

“Ellos están en la capacidad, lo que pasa es que muchos de los altos mandos del ELN se encuentran en zonas de frontera como en Venezuela, entonces hacer esos operativos es ilegal, tal vez esa sea la dificultad”, consideró el analista.

Para el coronel del Ejército en retiro, Carlos Velásquez, esta claro que las Fuerzas Militares deben mejorar el equipo de inteligencia para atacar estrategicamente dicha guerrilla, y así como Ávila, el oficial aseguró que los ataques contundentes contra el ELN no se podrían generar con ocasión a que sus militantes no están agrupados en una zona específica.  

“Tienen que agudizar y mejorar ostensiblemente su aparato de inteligencia enfocándolo en ELN el esfuerzo principal debe ser ELN, y ahí que tener en cuenta que la guerrilla tiene una suma considerable de personas infiltradas en muchos sitios especialmente en administración pública local”, dijo Velásquez.

Igualmente, aseguró que el trabajo no solamente debe ser de la Fuerzas Militares, sino también de la Fiscalía General de la Nación a la hora de judicializar a los presuntos miembros del grupo que pretendan realizar atentados.

En cuanto a las arremetidas que pueda dar la Fuerza Pública indicó que “el ELN nunca ha sido campamentario, tiene unos campamentos pero muy móviles y no son susceptibles de bombardeo, ellos actúan en grupos pequeños y eso no es un buen blanco para la Fuerza Aérea, además se debe tener en cuenta que en caso de un ataque aéreo se debe tener en cuenta a la población civil”.

Si bien es cierto, los analistas coincidieron en sus señalamientos, la orden principal es atacar con “contundencia” no solo esta guerrilla sino también a quien altere el orden público en el territorio nacional. Bogotá Colprensa.

También podría gustarte