Senador Benedetti hizo campaña en 2018 con implicada en Centros Poblados

57

Dos fotografías publicadas el 8 y 15 de febrero de 2018 por el propio senador Armando Benedetti, lo muestran en una tarima junto a Muriel Benito Revollo un mes antes de las elecciones de Congreso el 11 de marzo de ese año.

Benito Revollo fue detenida en 2006 porque su nombre apareció en los computadores de Jorge 40 como cuota en las AUC del paramilitar alias Diego Vecino, encargado de rutas de narcotráfico en algunas regiones de Sucre. Tiempo después la ex congresista aceptó los cargos y fue condenada.

Paradójicamente, quien denunció primero sus vínculos probados con los paramilitares en la región de San Onofre, fue el entonces parlamentario Gustavo Petro, hoy aliado al senador Benedetti y candidato a la Presidencia.

Esta líder política de años es la madre de Karin Estefania Pupo Benito Revollo, quien ejerció como representante legal suplente de la empresa ICM Ingenieros durante la licitación y adjudicación del contrato del Ministerio de las TIC a la Unión Temporal Centros Poblados. Antes de su representación en la compañía, Karin Pupo Benito fue parte de la Unidad de Trabajo Legislativo de la senadora de Cambio Radical, Daira Galvis, por lo que esta ya tiene una indagación preliminar abierta en la Corte Suprema de Justicia.

En la fotografía revelada por esta emisora se ve al senador Benedetti frente a sus electores, vestido de poncho dando un discurso con micrófono a varias personas. Atrás del senador aparece sentada Benito Revollo de camisa blanca y con gafas en la mesa principal del evento. Y junto a ella una gran pancarta en la que se lee “vota 07 Benedetti al Senado”. La imagen publicada en la cuenta de Instagram del senador, está editada con un titular que señala “Del lado de la gente U marque 7”.

En otras fotografías recientes conocidas por La FM, Benito Revollo aparece celebrando junto al abogado condenado por el carrusel de la contratación, Inocencio Meléndez, con varias botellas de whisky sobre una mesa. Meléndez fue mencionado en la investigación de Centros Poblados porque desde uno de sus correos fue enviado un documento de la Unión Temporal.

Además de la relación evidente durante la campaña 2018 de Benedetti y Benito Revollo, otra hija de la excongresista, Andrea Carolina Pupo Benito Revollo, tuvo un contrato en el Senado en 2011 con la Oficina de Protocolo, durante el mismo periodo en el que el senador Benedetti era presidente del Congreso.

Sobre las tres mujeres, madre e hijas, el senador le contestó a La FM que no tiene una relación con ninguna de ellas, aunque aceptó estar en el evento en Sucre hace tres años con la ex congresista condenada por “parapolítica”. Dos fuentes locales del departamento señalaron a La FM haber sido contratadas por la propia Benito Revollo para organizar eventos de campaña de Benedetti en esa región.

¿QUÉ DIJO BENEDETTI?

El senador, ahora del movimiento Colombia Humana, fue elegido por La U con alrededor de 80.000 votos en todo el país, de los que sacó más de 1.100 en Sucre. Insistió que esa votación no significa un gran porcentaje del total de sus votos por lo que asegura que no hubo ningún papel para su campaña por parte de la ex congresista Benito Revollo, pese a compartir el mismo escenario en un evento de proselitismo en febrero de 2018.

Los testigos Juan Carlos Cáceres y Jorge Molina han asegurado a la Fiscalía que quien reunió a tres de las empresas de la UT, entre las que se encuentra ICM Ingenieros, fue el propio Emilio Tapia con profundas relaciones políticas y de negocios en el departamento de Sucre. De hecho, Tapia aparece en otras fotografías celebrando junto al diputado del departamento Pedro Peyi Paternina con varias mujeres al rededor. Paternina a su vez tiene otras fotos al lado de la ex congresista Benito Revollo, todas estas registradas en esa región del país.

El senador Benedetti puntualizó que él ha denunciado el caso de corrupción con las garantías bancarias falsas y que no tuvo nada que ver con la licitación, además de negar que hubiese llamado a la ex ministra, Karen Abudinen, con el propósito de pedirle que el contrato no fuera caducado, sino cedido a una empresa americana.

La FM intentó comunicarse a través de varios medios con la ex congresista Muriel Benito Revollo y sus hijas pero fue imposible.

Fuente: La FM

 

Notas Relacionadas