Obrero niega haber agredido a recicladora en El Rodadero

317

A través de una entrevista con Hoy Diario del Magdalena, Rafael Alfonso Pérez, señalado de agredir a la recicladora Rita Brun Bolívar, se defendió y afirmó que no se trató de un hecho de violencia, sino de una discusión en la que la mujer pretendía agredirlo al ser descubierta llevándose elementos de un grupo de turistas del balneario turístico de El Rodadero.

Según lo expuesto por el señalado, se encontraba disfrutando de un día de playa con su esposa e hijos, cuando se percató de las intenciones de la mujer, por lo que decidió llamarle su atención,  “yo me encontraba con mi familia en El Rodadero. En la hora del cierre de playas, estaban sacando a la gente, a mí no me sacaron, y unos turistas dejaron unas pertenencias, uno de ellos me dijeron si les echaba un ojo a las cosas. Vamos a ver, que tipo 1:20 de la tarde, llegó la muchacha recicladora que ha tenido varios altercados con otros trabajadores y la autoridad en esta zona. Ella se iba a llevar la cava y otras pertenencias, a lo que yo le dije que no podía porque estaba respondiendo por eso”, comentó Rafael, quien se gana la vida en oficios varios.

Indicó que nunca la agredió, sino por el contrario, la mujer intentó atacarlo con una botella de licor que se encontraba cerca, “En ningún momento yo le he pegado a ella, ella se golpeó con unas varillas de carpas, tengo testigos de cómo sucedió todo.  La gente comenzó a gritar y llamar a la policía, a mí me tocó correr y meterme al mar para no seguir el problema con ella”, explicó el señalado.

Finalmente, el hombre dijo que minutos después que arribaron las autoridades de Policía se les informó sobre lo ocurrido, y por qué la mujer se encontraba lesionada en el rostro, “Cuando el Policía llegó yo le dije, ella está partida porque comenzó a quitar las varillas, los travesaños fueron los que le cayeron encima. Tengo testigos de trabajadores, el dueño de la cava con el que estaba peleando también, vendedores y mucha gente que ahí estaba en el momento. La comunidad le hizo saber a la Policía que la señora se puso rebelde y que yo no la había atacado”, puntualizó.

La afectada tuvo que ser llevada a un centro asistencial de la ciudad, donde le suturaron las lesiones, sin embargo no presentó golpes de gravedad, por lo que fue dada de alta luego de ser valorada por especialistas en turno.

Notas Relacionadas