Fiduciarias administran más de $700 billones, dos terceras partes del PIB

51

Pese a que 2020 fue un año de números rojos en todos los sectores de la economía, el fiduciario se mantuvo estable, con un crecimiento de un dígito, pero por encima de la inflación. Ahora que las obras y la inversión se reactivan, estos negocios cobran mayor relevancia a la hora de administrar recursos.

En entrevista con La República, el presidente de la Asociación de Fiduciarias de Colombia (Asofiduciarias), Germán Arce, aseguró que el sector administró $708 billones hasta agosto, lo que representó una variación anual de 9,94%. Además, la cifra equivale a dos terceras partes del PIB colombiano.

– ¿A qué se deben los buenos números del sector?

El sector fiduciario tiene una particularidad y es que está metido en muchos temas de la economía. La gente tiende a pensar que esto es una cosa sofisticadísima de un par de señores en Bogotá, pero las fiduciarias están inmersas en la ejecución de infraestructura pública, en los proyectos de vivienda, en los portafolios de inversión y en la confianza entre las partes. Este hecho lleva a que el sector vaya al ritmo de los diferentes segmentos de la economía. Si la construcción y los proyectos de cuarta generación se ejecutan, los números de nuestras compañías avanzan.

– ¿Cómo impactó la pandemia el negocio?

Pese a que el año pasado fue un periodo de caídas y crisis, crecimos por encima de la inflación. No lo hicimos a dos dígitos como venía sucediendo, pero el sector tuvo una capacidad de resiliencia bastante importante, y, en la mayor parte de las líneas de negocio, mantuvimos los niveles de recursos administrados. Este año hemos visto tasas de aumento a dos dígitos.

– ¿Cómo va a afectar a las fiducias y al mercado de capitales la reforma fiscal?

La propuesta no abordó todos los temas que la misión económica mencionó, en los que vale la pena seguir pensando y trabajando. Es importante que el sector comprenda que lo que se regula con el mercado de capitales son los sistemas, más no las fiduciarias, lo cual permite más competencia, mayor oferta de productos y mejores precios.

– ¿Afectó la pérdida del grado de inversión?

Claro que lo hizo. Lo que pasa es que el mercado ya se había anticipado. El grado de inversión es un examen que evalúa la capacidad de pago que tiene un deudor, por lo cual es esencial que se escuchen y sigan las señales de las calificadoras con la humildad suficiente para entender que hay cosas que resolver como país y sociedad. Siempre será deseable que el endeudamiento que se necesita sea más barato.

– ¿Qué cifras registran en lo que va del año?

Hasta agosto registramos activos administrados por $708 billones, lo cual representó una variación anual de 9,94 % y un crecimiento de 3,78 % año corrido. Hay negocios que han tenido un crecimiento particular, como los custodios de valores extranjeros, los cuales vieron aumentar 13 % su saldo a $123,3 billones. Han vuelto los inversionistas ahora que hay unas tasas más altas. Adicionalmente, los negocios de fondo de capital privado ascendieron 30,65 % en el mismo mes.

-¿Cómo cerrarán 2021?

A este ritmo deberíamos cerrar con cerca de $710 billones en activos bajo administración. Hay unos segmentos que crecen un poco más rápido como los fondos de inversión colectiva y los fondos de capital privado. Aún así, será crítico el comportamiento de la infraestructura, la ejecución de obras públicas y la vivienda.

– ¿Cómo están incorporando la sostenibilidad?

Nos hemos vuelto un promotor para que los administradores de portafolio incluyan variables sostenibles. Los clientes están pidiendo que seamos responsables, no solo que les ofrezcamos alternativas de inversión con buena rentabilidad, sino que piden sectores que se comprometan a largo plazo.

BOGOTÁ (La República).

Notas Relacionadas