¿De quién son los 90 kilos de coca que iban en una ambulancia? 

802

Las autoridades siguen demostrando que son más inteligentes que las bandas de narcotraficantes que delinquen en esta zona del país. Al menos eso es lo que se concluye con el operativo que dio al traste con el transporte de 90 kilos de cocaína de alta pureza que debían ser recibidos por una persona en Santa Marta como enlace de la banda que buscaba exportarlos mediante el sistema de contaminación de contenedores cargados de banano.

Fuentes judiciales dijeron que se tiene claro que el cargamento de cocaína salió del Catatumbo con destino a Santa Marta y luego de atravesar dos departamentos, no pudieron ´coronar´ con su entrega final

EL DECOMISO 

Como se sabe tropas del Batallón Especial Energético y Vial N° 3, junto con unidades de la Policía, encontraron dentro de una ambulancia 90 panelas de cocaína. Según el reporte militar, cuando soldados y policías tenían un puesto de control en el sector La Loma, en el corregimiento San Roque, de Curumaní (Cesar), le hicieron la señal de pare a la ambulancia, pero el conductor hizo caso omiso y siguió de largo, lo que generó una persecución.

Luego de varios minutos de seguir el vehículo, los uniformados lo encontraron abandonado entre un rastrojo, en el kilómetro 29 del corregimiento La Aurora, de Chiriguaná.

Las autoridades señalaron que la ambulancia se desvió de la vía principal, se montó a un separador, y luego de chocar con una cerca de una de las fincas de la zona, el conductor se detuvo y huyó, abandonando el automotor y la droga.

LA INSPECCIÓN 

Cuando militares y policías observaron el vehículo, decidieron inspeccionarlo, con las medidas de seguridad, encontrando que en la parte de atrás, donde llevan la camilla y en una puerta lateral, las caletas en las que estaban las 100 panelas de cocaína.

La droga y el automotor de inmediato fueron trasladados a las instalaciones militares, para luego ser dejados a disposición de la Fiscalía. Hasta el cierre de esta edición, las autoridades no habían podido dar con el conductor.

DESTINO: SANTA MARTA 

La cocaína, señalaron las autoridades, iba con rumbo a Santa Marta, donde luego sería trasladada a algún puerto para ser sacada del país en un barco, hacia Europa o Estados Unidos, como suele pasar.

Los investigadores están verificando algunos documentos de la ambulancia, los cuales ayudarán a vincular a varias personas al proceso penal, para poder establecer quién es el dueño del alcaloide. Y es que precisamente sobre esto último han avanzado las autoridades, por cuanto apunta a que se trata de la misma banda que en otras ocasiones ha intentado de manera infructuosa hacer la misma operación.

El 14 de junio del año pasado, en la vía que de Fundación conduce a Santa Marta, a la altura del sector La Bascula, la Policía de Tránsito y Transporte inmovilizó una ambulancia en la que iban 110 kilos de cocaína, además, capturaron al conductor, una enfermera, un supuesto paciente que llevaban y a quien decía ser su familiar.

El vehículo, según se conoció en ese entonces, salió desde el hospital de Ocaña hacia la capital de Magdalena, con una orden de traslado de un supuesto paciente, que resultó ser falso y que lo hicieron así para burlar los puestos de control que hay por la vía hasta llegar a Santa Marta.

“Al notar el nerviosismo del conductor de la ambulancia, se procedió a verificar el estado de los pasajeros y en un registro minucioso al interior del vehículo, se halló la droga”, fue lo que señaló la Policía en ese momento.

Las panelas de cocaína estaban ocultas en la silla que hay en la parte de atrás, donde va una camilla y todos los implementos.

Sobre el  paciente que iba en el automotor, se conoció que, “los médicos en Santa Marta manifestaron que se encontraba bien de salud”. A lo que la Policía señaló, “poniendo al descubierto que, mediante actitud engañosa, quería pasar como paciente para evadir los controles de los uniformados en la vía. Los galenos dictaminaron que los instrumentos quirúrgicos que llevaba el paciente eran un señuelo para hacer pasar desapercibidos los controles”.

Sin embargo, el gerente encargado del hospital en ese entonces, sostuvo que la ambulancia no pertenecía al parque automotor de la institución. “Tenía un contrato, pero ya había terminado”, además, el hospital -añadió- no expidió una orden de remisión de paciente a Santa Marta.

Con el nuevo caso los investigadores han establecido que la ambulancia habría salido desde el corregimiento Guamalito, de El Carmen.

Según una fuente judicial, una organización narcotraficante que delinque en esa zona cargó el vehículo con la droga, que habría sido procesada en un laboratorio cercano, “pensando en que si lo llevaban en una ambulancia no serían detectados, pero con lo que no contaban era que ya se tenía la información por inteligencia”, indicó un portavoz de la Policía.

Notas Relacionadas