Motociclista no aguantó las quemaduras y murió

En la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Bahía, en la capital del Magdalena, perdió la vida en la mañana de ayer Aramis Rodríguez, de 23 años de edad, motociclista que sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en un aparatoso accidente de tránsito registrado en la entrada al barrio Los Fundadores.

La víctima sufrió un paro cardiorrespiratorio, y aunque los médicos especialistas de turno intentaron reanimarla durante varios minutos para estabilizar sus signos vitales, sin embargo no respondió y murió. “El paciente ingresó con heridas de gravedad en casi el 80 por ciento de su cuerpo, hasta el último momento recibió la atención requerida”, contaron fuentes médicas.

Una vez confirmado el deceso de Aramis, funcionarios de la unidad móvil criminalística de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Santa Marta se trasladaron hasta el mencionado centro asistencial para adelantar la inspección técnica de cadáver y conducir el cuerpo sin vida hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

EL ACCIDENTE  

Como se informó en la edición impresa de ayer, el hecho se registró en el corredor vial que conduce al balneario Bahía Concha, a la altura de la entrada al barrio Los Fundadores, momentos en que Aramis se desplazaba en una motocicleta marca BWIS, y el peatón, identificado como Francisco Rincón de 66 años de edad, pretendía cruzar de un carril a otro.

De acuerdo a las imágenes que quedaron grabadas en cámaras de seguridad, el conductor invadió el carril izquierdo para sobrepasar un hueco que está sobre la vía y embistió al ciudadano que iba con dos botellas de gasolina abrazadas con sus brazos.

Cuentan testigos que la caída de la moto contra el pavimento produjo chispas e hizo contacto con el hidrocarburo, lo que ocasionó las gigantescas llamas. “Nosotros cuando volteamos vimos a los dos hombres ahí prendidos en llamas y de inmediato corrimos a buscar elementos para poderlos apagar”, manifestaron.

Hasta el lugar de los hechos llegaron paramédicos de la red de ambulancia de la costa, quienes se encargaron de brindar los primeros auxilios a los afectados y así mismo de hacer su traslado hasta la clínica antes citada, en donde se produjo el trágico final.

En cuanto a la salud del Francisco Rincón, se supo que permanece recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos con quemaduras de segundo grado en diferentes partes de su cuerpo, por lo cual podría ser trasladado en las próximas horas hacia un centro asistencial de mayor nivel y que cuente con una sala para quemados.

Notas Relacionadas